miércoles, 01 diciembre 2021
23:07
, última actualización
Ojana in Excelsis

Bares sin sevillanos

Image
Juanmi Vega @Juanmivegar
22 oct 2021 / 04:30 h - Actualizado: 22 oct 2021 / 04:30 h.
"Ojana in Excelsis"
  • Bares sin sevillanos

Me encontré el otro día con un tuit del historiador y restaurador José León en el que comentaba el problema que había tenido en la mítica taberna Los Claveles, de la Plaza de los Terceros. En dicho mensaje, León explicaba que fue a ese bar para tomar un par de bebidas. El camarero contestó que, sin comida, no hay bebida. Cuando se disponen a pedir las viandas, el susodicho dice que tiene que ser raciones o medias y que “eso es lo que hay”. Obviamente, la decisión fue levantarse e irse.

Esto que ocurrió hace unos días en esta mítica taberna, por desgracia, se está volviendo a repetir. Algunos hosteleros han vuelto a escuchar el sonido de las ruedas de las maletas golpear con el asfalto y ya han vuelto a ignorar al sevillano, que fue el que salvó de la quiebra a todos esos bares que ahora lo maltratan.

La memoria es muy corta y el ansia de ganar más es peor, pero que nunca se olvide ese empresario que sin el que vive aquí, ahora mismo podría estar en la cola del paro y con la reja echada para siempre.

Cuando no había guiris, el sevillano estaba ahí pidiéndose una cerveza. Cuando el extranjero no podía llegar a Sevilla, el ‘miarma’ hacía cola para sentarse en un velador y tomarse unas tapas.

Siempre pasa lo mismo. Nos ocurre hasta con nuestra ciudad, que la despreciamos muchas veces y la comparamos con otras que no le llegan a la suela.

Por supuesto que no todos los hosteleros están olvidándose del autóctono. Hay muchos que saben quién les ha salvado y no quieren volver a cometer el error.

La clave de la vida es el equilibrio. Un ejemplo podría ser Las Columnas de Mateos Gagos o El Rinconcillo, que atienden por igual al guiri y al sevillano sin obligarles a recibir un rejón de castigo y que lleva siendo así toda la vida.

Si algo nos ha enseñado la pandemia es que todo es volátil. Lo que hoy está arriba, mañana puede encontrarse en lo más hondo. Y la lección que nos da la historia es que todo se repite. La vacuna nos servirá para descubrir aprovechados y caraduras.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla