lunes, 24 enero 2022
16:52
, última actualización

Belén Esteban y sus patatas fritas, Filomena y el volcán de La Palma: Vaya añito

Image
30 dic 2021 / 20:13 h - Actualizado: 30 dic 2021 / 20:36 h.
"Opinión"
  • Belén Esteban y sus patatas fritas, Filomena y el volcán de La Palma: Vaya añito

TAGS:

Si el año 2020 parecía ser el peor de la historia reciente de la Humanidad, el 2021 no se ha quedado atrás. Así, sin pensar gran cosa, me vienen a la cabeza Filomena y el volcán de La Palma. Filomena fue un desastre en algunas ciudades como, por ejemplo, Madrid. Un desastre de los gordos. Una ciudad tan grande completamente paralizada causa enormes problemas. Lo del volcán es mucho peor porque el remedio no existe. Las casas perdidas, las plantaciones arrasadas o el daño ecológico no tienen vuelta atrás. Un desastre morrocotudo.

Además, Messi se tuvo que buscar refugio en Francia y Pau Gasol lo dejó. Dos de los deportistas que más han marcado toda una época del deporte español son baja. Hubo que traerse a los ciudadanos afganos que se pudo y como se pudo. Poco después nos hemos olvidado del problema y Afganistán apenas aparece en las pantallas de televisión o el papel del periódico. España se ha inundado por zonas durante el año: Levante, Toledo, Navarra... El cambio climático acecha definitivamente. Por supuesto, Filomena fue otro aviso. Los políticos presos catalanes condenados por sedición, desobediencia y malversación, salieron del trullo. Una buena noticia para ellos y los suyos aunque para casi todo el mundo supuso la confirmación de que la política nacional está entregada a grupos minoritarios que no paran de pedir y de ridiculizar al resto de españoles. Los jóvenes marroquíes nos invadieron por mar (a nado) y nos puso contra las cuerdas. Parece de chiste aunque así fue. Hace casi un año, el Capitolio norteamericano era tomado por una banda de descerebrados y el templo de la democracia se convirtió en un establo durante unas horas. Y para rematar, Belén Esteban se ha tenido que convertir en una especie de guardiana de la decencia y la sensatez y pone las peras al cuarto a Paz Padilla y Miguel Bosé. Eso y en empresaria de éxito vendiendo patatas fritas y poniendo camiones en funcionamiento para repartir las ventas. Todo en órden.

Ha sido un año regular. Aunque tal vez el año que viene tengamos que decir lo mismo multiplicado por diez. De momento, entramos en 2022 batiendo récords de contagios por Covid-19 y esto comienza a apestar a tragedia y colapso total, entramos con los precios descontrolados, con los mismos políticos a los mandos y la televisión basura convertida en reina de la fiesta. Por si era poco, será el año del autocuidado y la sanidad será una cosa cada vez más lejana. Guay.

A ver si hay suerte y me equivoco del todo.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla