lunes, 29 noviembre 2021
04:34
, última actualización

Bloquear se convierte en el deporte nacional

Image
15 nov 2021 / 07:15 h - Actualizado: 15 nov 2021 / 07:24 h.
"Opinión","Internet","Redes Sociales"
  • Bloquear se convierte en el deporte nacional

Actualmente, todos nuestros males se resuelven bloqueando en redes sociales al otro. Es decir, alguien piensa de un modo distinto a ti y le bloqueas en todas las redes sociales para no saber qué dice o que te diría. El resultado es una maravilla porque el bloqueador solo leerá lo que le da la razón, lo que refuerza su idea sobre algo en concreto. El problema es que si estás equivocado ya no tienes remedio, el caso es que si el criterio era endeble o equivocado lo seguirá siendo por siempre jamás.

Bloquear es bloquearse. Bloquear es pueril y se parece bastante a eso que hacíamos en el patio del colegio cuando no queríamos jugar con otro niño porque nos comía el terreno y lo mejor era acabar con él sin piedad. Y bloquear es un acto de violencia intensa que acaba con la vida de las personas (virtual, claro) o con la posibilidad de informar de los medios y con... cualquier cosa.

La importancia de bloquear está adquiriendo una dimensión fuera de lo normal. Los famosos presumen de ser grandes bloqueadores, si un conocido te bloquea comienzan a sonar tambores de guerra, si alguien al que no conoces de nada te bloquea te provoca un ataque de ansiedad. Y bloquear es un acto definitivo que refuerza tu decisión, tu maravillosa forma de afrontar los problemas.

Nunca fue tan fácil acabar con lo molesto. Bloquear a personas desconocidas o las publicaciones que no te agradan o ese novio que se ha convertido en un coñazo, es cosa de un click. Nunca antes creímos que éramos capaces de hacer magia con tanta facilidad porque al bloquear desaparecemos para parte de la Humanidad. Aunque el problema es que no somos capaces de bloquearnos a nosotros mismos y, tal vez, seamos el verdadero problema .


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla