Calentamiento global, indiferencia total

Image
06 sep 2022 / 10:41 h - Actualizado: 06 sep 2022 / 10:42 h.
  • Calentamiento global, indiferencia total

Los datos son trágicos, pero aquí parece que a nadie le importa. Nos quedan pocos años para evitar una catástrofe.

Voy a explicarlo brevemente. En 2015, casi 200 países firmaron el Acuerdo de París para contener las emisiones de gases de efecto invernadero, sabiendo que no podemos permitirnos un calentamiento global promedio de 2°C, y que es necesario reducirlo a 1,5°C. Para lograr los objetivos del Acuerdo, cada estado debe comprometerse a descarbonizar la economía, es decir, cambiando la forma de producir energía y los métodos de transporte de personas y cosas, haciendo más eficientes energéticamente edificios y empresas, frenando la deforestación e innovando los sistemas de captura, almacenamiento y reutilización de CO2, el principal gas de efecto invernadero. Una apuesta colosal, teniendo en cuenta que parte de la sociedad y parte de los políticos y empresarios piensan todavía que el cambio climático es un engaño.

Recuerdo aún el 15 de marzo de 2019, un viernes a las puertas de la primavera, centenares de miles de adolescentes y jóvenes salieron a las calles de las principales ciudades de todo el mundo para denunciar la amenaza del cambio climático. La movilización juvenil impulsada por la sueca Greta Thunberg empezó a despertar un interés en las calles. De Sídney a Bruselas. De París a Nueva York. De Viena a Tokio. Y también aquí en España. La protesta de los jóvenes contra la inacción de los Gobiernos frente al cambio climático se convirtió en algo tan global como el mismo calentamiento. Estas manifestaciones y otras sirvieron para poner el foco en estudios de climatólogos, científicos y ecologistas y despertar el interés de gobiernos, aseguradoras, bancos, inversores, empresarios y ciudadanos. Muchos se enteraban por primera vez que el aumento de las temperaturas medias a 2°C, se traduciría en daño económico y social, haría que estuviéramos expuestos a temperaturas extremas, poniendo en riesgo nuestra salud, con situaciones de emergencia meteorológicas, mayores sequías, aumento del nivel del mar arrasando muchas zonas costeras.

Muchos comenzaron a reflexionar sobre la importancia de aplicar el Acuerdo de París.

Las consecuencias del cambio climático ya están dificultando el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. ¿Qué significa esta afirmación? Pues que estamos viendo ya centenares de miles de muertes por hambruna, nuevas olas de migración en lugar del desarrollo de los países más pobres, mortalidad infantil en aumento, menos derechos para las mujeres y las minorías, vidas humanas perdidas. Si nos atrevemos a ser cínicos por una vez y valoramos esta situación en dólares, tenemos que traducir esta situación en pérdidas económicas, en billones de dólares desperdiciados debido a los impactos más agudos del cambio climático: huracanes, sequías, inundaciones, aumento del nivel del mar.

Ya es tarde, nos dicen los datos científicos: estamos dentro del cambio climático y empezamos a sufrir las nefastas consecuencias

Lo más grave es nuestra falta de interés. ¿Es la complejidad del tema lo que nos aterroriza? ¿Nos equivocamos los divulgadores ambientales al no ser aún más claros sobre el tema?

Hay que educar más sobre temas medioambientales. Hay que hacer que los políticos prioricen estos temas en sus programas electorales. Hay que empujar a las empresas a que conviertan sus negocios en sostenibles si quieren tener futuro.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos