viernes, 20 septiembre 2019
11:27
, última actualización

¿Cantes machos y cantes hembras?

Manuel Bohórquez @BohorquezCas /
31 ago 2019 / 09:52 h - Actualizado: 31 ago 2019 / 11:28 h.
  • Antonio Mairena. / El Correo
    Antonio Mairena. / El Correo

Es curioso que la seguiriya, la soleá y la toná tengan nombres femeninos y que sean para machos ibéricos, según Juan Talega y Antonio Mairena. Hace unos días hice un comentario en Facebook sobre unas declaraciones de Juan Talega, de 1963, en Morón de la Frontera, diciendo que “el cante grande es de hombres y machos”. No lo dijo solo en aquella ocasión, sino cada vez que se encartaba o salía el tema de la seguiriya, por ejemplo.

Es cierto que históricamente la mujer no ha sido seguiriyera, de ahí que la mayoría de los estilos se atribuyan a cantaores: El Planeta, El Fillo, Curro Dulce, Tomás el Nitri, Antonio el Marrurro, el Loco Mateo, Manuel Cagancho o Frasco el Colorao. La única mujer de aquel tiempo que, al parecer, tenía un sello seguiriyero era María Fernández Fernández, de San Fernando, conocida por María la Borrica o María Borrico. Era de la edad de Silverio y cuentan que crujía en ese palo tan machuno. O sea, que cuando Juan Talega decía que no era cante de cantaoras, sino de cantaores, no estaba diciendo ninguna tontería.

El cantaor de Dos Hermanas, aunque de familia alcalareña, era muy sincero y decía siempre lo que sentía, lo que le trajo algunos problemas serios con los hermanos Pavón, sobre todo con Pastora. Con Arturo no porque murió en 1959, y en ese tiempo Juan no estaba apenas en el mapa flamenco y poco importaba lo que pudiera decir o no el sobrino de Joaquín el de la Paula. Tampoco con Tomás, que murió antes, en 1952. Pero Pastora vivió hasta 1969 y tuvieron sus más y sus menos, porque Juan era ya un cantaor conocido a principios de los sesenta y cualquier cosa que dijera sobre los Pavón enseguida saltaba Pastora con las uñas afiladas.

Antonio Mairena era de la misma opinión que Juan Talega en lo de las seguiriyas y otros palos como cantes para hombres, y en alguna ocasión lo dijo y de palabra y lo escribió. En el artículo Recuerdos sicológicos de Juan Talega, escribió:

Juan no se apeaba del burro cuando decían que las mujeres no eran seguiriyeras y que el cante por seguiriyas era cante solo para hombres y esto lo decía en el Altar Mayor si era preciso y yo creo que en este punto Juan tenía razón, porque Pastora, la Serrana y María Borrico cantaban por seguiriyas, incluso dejaron algunos cantes con su nombre, pero la verdad es lo que Juan decía una y mil veces que las mujeres ninguna daba los veinticuatro quilates por seguiriyas porque tal cante no sonaba nada más que en los hombres, o sea que era un cante puramente varonil.

Olvidaban Juan Talega y Mairena a algunas seguiriyeras, como La Josefa, con estilo propio, que Antonio grabó (A un torito de plaza) o Isabelita de Jerez, entre otras. Pero es cierto que no ha sido nunca un cante en el que la mujer haya hecho grandes cosas y no pasa nada por decirlo. Pastora era grandiosa por seguiriyas, pero a Juan Talega no le gustó nunca y no hizo por disimularlo. Antonio era más diplomático, pero en el fondo pensaba lo mismo que el viejo cantaor de Dos Hermanas.


  • 1