lunes, 19 octubre 2020
09:22
, última actualización

Carmen Calvo y el paradigma del buen feminismo

Image
22 ene 2020 / 03:00 h - Actualizado: 22 ene 2020 / 08:34 h.
"Opinión","La vida del revés","Idiomas"
  • Carmen Calvo. / EFE
    Carmen Calvo. / EFE

Carmen Calvo sigue a lo suyo. Por lo que sé, continúa pensando que el movimiento feminista es cosa suya y de sus compañeras de partido y que el resto de mujeres no son dignas (las del PP y las de Vox son demoniacas o algo así); continúa pensando que una de las lacras heteropatriarcales que subyugan a la mujer es nuestro idioma; y debe pensar que los hombres, así, en general, somos otra lacra.

Ahora, el gran problema nacional es, para Carmen Calvo, que la Constitución se escriba usando el lenguaje inclusivo como si ese fuera el paradigma del buen feminismo y, por tanto, de la igualdad.

La señora Calvo sabrá que el artículo 3 de la Constitución dice que «el castellano es la lengua española oficial del Estado» que «todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla» y, por si fuera poco, que «la riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección». La señora Calvo parece no conocerla, la usa bastante mal y lejos de respetar la riqueza lingüística del castellano lo que quiere es destrozarlo. Porque, la señora Calvo, debería saber que el uso genérico de nuestro idioma es inclusivo y existe, entre otras cosas, para que la economía del lenguaje pueda ser una realidad que facilita la comunicación entre las personas.

¿Se puede cambiar el idioma? Claro que sí. Los que nos ganamos la vida utilizándolo estamos encantados si ocurre y se mejoran las cosas. Pero solo si está justificado. Una ocurrencia no puede ser el motivo de cambio, un puñado de votos debe buscarse en otro lugar.

El mundo es el que es y será difícil que cambie redactando la Constitución española de otro modo. Creo yo que la igualdad de las mujeres se gana en cada hogar, con la educación de nuestros hijos, con sensatez para buscar eliminar la injusticia que se comete con la mujer desde hace siglos. Lo del lenguaje inclusivo es un detalle sin importancia si consideramos el problema en su totalidad.

Otra cosa esencial: los usos de los lenguajes son siempre indicativos de cambios sociales. Y esos cambios pueden ir en un sentido u otro. Cuidado con los actuales. Cada uno de nosotros tenemos la obligación de reflexionar y entender lo que significan. A mí, los actuales me parecen peligrosos. Tengo siempre presente que todo lo que se nos arranca tiene que ver con el lenguaje.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016