sábado, 15 mayo 2021
04:39
, última actualización
Los medios y los días

Carteles rompedores de Semana Santa

Image
16 feb 2021 / 04:00 h - Actualizado: 16 feb 2021 / 04:00 h.
"Arte","Consejo de Hermandades y Cofradías","Periodismo","Semana Santa","Los medios y los días"
  • Parte del cartel de Rolando Campos.
    Parte del cartel de Rolando Campos.

Mi más sincera enhorabuena a las autoridades religiosas de Carmona que han tenido a bien darle el visto bueno al singular cartel anunciador de la Semana Santa 2021 de esa ciudad, original del joven creador Manuel Jiménez. La verdad es que es un hito importante, un punto de inflexión en el arte sacro de la Semana Santa entre cuyos más fervientes seguidores suele existir una considerable resistencia al cambio. Viví este hecho en Sevilla en 1984 cuando trabajaba de redactor de informativos en una cadena de radio estatal. Entonces apareció un cartel muy especial de Rolando Campos que me ha venido a la mente viendo el de Manuel Jiménez.

La Sevilla más conservadora puso el grito en el cielo -nunca mejor dicho- con aquel cartel en forma de collage. El tema por supuesto fue llevado al ayuntamiento. Bajo el título: “Fuerte polémica en Sevilla por el nuevo cartel para la Semana Santa”, el periodista Luis Cátedra escribía en el diario El País del 23 de marzo de 1984: “Los concejales del Grupo Popular han pedido que se retire el cartel de la Semana Santa de Sevilla editado por el ayuntamiento, cuyo autor ha sido denunciado por "violentar la propiedad intelectual". Además, la obra está siendo objeto de una insistente crítica, ya que se le acusa de romper con la tradición sevillana. El cartel ha sido realizado por el pintor Rolando Campos, y se trata de un collage de fotografías sobre un dibujo, hecho a base de grafismos, del Cristo de la Expiración, conocido como El Cachorro. Las fotografías pertenecen al libro, editado en 1947, Semana Santa de Sevilla, de Luis Arenas, que ya ha anunciado que demandará a Rolando porque considera que "violenta la propiedad intelectual que la ley obliga a respetar".

Carteles rompedores de Semana Santa
El polémico cartel de la Semana Santa de Sevilla de 1984, obra de Rolando Campos

La información seguía diciendo: “El concejal de festejos del ayuntamiento hispalense, Manuel Fernández Floranes, que se encuentra estos días en Chicago acompañando al alcalde, encargó directamente el cartel de Semana Santa a Rolando Campos, y el de la Feria de Abril a José Ramón Sierra, después de renunciar al concurso público, ya que muchos artistas pidieron dinero para asegurar su participación. La derecha ha puesto el grito en el cielo acusando a Rolando de "herir la sensibilidad religiosa de los ciudadanos" por hacer una obra de vanguardia que rompe con el cartel clásico de la Semana Santa. Destaca en sus críticas el Consejo General de Cofradías”.

Carteles rompedores de Semana Santa
El cartel de la Semana Santa de Carmona. / Jesús García

Desde luego hubo polémica y gorda, yo me dedicaba a tareas de información local en general pero los colegas que en la emisora en la que trabajaba se centraban en el periodismo cofrade con programa propio como está mandado en Sevilla, no se sentían nada satisfechos con el cartel. El Consejo de Hermandades y Cofradías lucía otro distinto, más acorde con la tradición que suele consistir en una hermosa y atractiva fotografía de algún paso con un fondo estético de alguna parte histórica de la ciudad.

Tal vez esa resistencia al cambio explique lo que manifiesta Manuel Jiménez en la entrevista que en este mismo diario ha mantenido con Ezequiel García quien le pregunta en relación a la institución religiosa oficial de la Semana Santa de Carmona: “¿Cuál fue la reacción del Consejo de Hermandades?”. Y el artista contesta: “Pues fue un silencio bastante prolongado, pero para nada tenso, más bien de observación y, supongo, que de impacto. Tras unos instantes, ya lo rompió su presidente felicitándome y diciendo que esto no se ve en ningún otro sitio”.

Se pudo ver masivamente en Sevilla en los años 80 pero no fue posible, aquel cartel fue ignorado y rechazado, todo en la vida de los seres humanos se encuentra ahora en transformación y la Semana Santa no iba a ser menos aunque a veces pienso que el atractivo de determinados acontecimientos está precisamente en la inmutabilidad de algunas de sus manifestaciones, si bien eso no tiene por qué referirse necesariamente a un cartel que desde el realismo evoluciona hacia el simbolismo.


Edictos en El Correo de Andalucía