Cinco R para salvar el planeta

Image
27 jul 2022 / 11:58 h - Actualizado: 27 jul 2022 / 11:59 h.
  • Cinco R para salvar el planeta

El concepto de Economía Circular se desarrolla a partir de las teorías del americano Paul Connet, profesor de química en la Universidad St. Lawrence en Canton, Nueva York, donde se especializó en Química y Toxicología Ambiental. Un concepto que apuesta por la reutilización de los recursos para evitar que toneladas de productos y embalajes terminen en depósitos de desechos y en vertederos. Por decirlo de otra manera, para la empresa se traduce principalmente en la producción de productos y servicios reduciendo al máximo posible el desperdicio, desarrollándose en una cadena que va desde la búsqueda de materias primas, su posterior transformación, fabricación, transporte y entrega al consumidor final.

Cuidar el medio ambiente es una tarea, que se ha convertido en una prioridad no solo para los gobiernos y las empresas sino también para el resto de la sociedad que cada vez más constata el sufrimiento del planeta por la pérdida de biodiversidad que implica romper con ciclos naturales muy delicados y vitales que afectan al bienestar humano presente y futuro.

Vivir el “Residuo Cero” o Zero Waste no significaría en realidad no generar absolutamente ningún residuo, sería imposible, sino comprometerse a reducirlos, sabiendo que todos podemos hacer por el medio ambiente mucho más de lo que pensamos. Como consumidores, a la hora de comprar un producto, tendríamos no solo que valorar las características y el coste para el uso que hagamos de él, sino también considerar su completo ciclo de vida que podría tener una nueva vida después de ser utilizado. Por supuesto, antes incluso de estas valoraciones tendríamos que preguntarnos, si dicha compra es necesaria, si nos sirve de verdad, si ya tenemos algo similar que no usamos, si podríamos prescindir de su adquisición.

Estas consideraciones no son un banal elogio a la simplicidad, no son un himno al “vivir con poco” como hacen los minimalistas. Zero Waste, significa algo más, por ejemplo, hacer un esfuerzo por desoír esas campañas publicitarias que nos empujan frenéticamente a gastar y malgastar, para “comprar el último modelo”, para “seguir la tendencia de la moda” o para “renovar el armario”, exaltando que lo nuevo es sinónimo de lo mejor. La filosofía del “desperdicio cero” es la opuesta al hiper consumismo moderno.

Tendríamos que ir incorporando a nuestro comportamiento “5 erres”: Rehusar, que significa rechazar todo aquello que es superfluo; Reparar, antes de cambiar; Reducir las compras a lo esencial, es decir, comprar responsablemente; Reutilizar, en lugar del “usar y tirar” y, por supuesto Reciclar.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos