Complot “constitucionalista” contra la Constitución

Image
17 dic 2022 / 11:04 h - Actualizado: 17 dic 2022 / 11:05 h.
"Tribuna"
  • Complot “constitucionalista” contra la Constitución

TAGS:

Pretenden alcanzar el poder poniéndose contra la mayoría. Y laboran contra la mayoría para beneficiar al Ibex, a las grandes empresas asociadas, a la oligarquía económica a la que obedecen, por principios y porque les pueden financiar sus campañas electorales. Pretenden alcanzar el poder llamándose constitucionalistas, pero incumpliendo permanentemente la Constitución, apoyados en la tercera pata del banco: la judicatura a la que dominan merced a los jueces afines colocados por ellos en las cumbres del poder judicial: CGPJ, Supremo y Constitucional, poderes menos constitucionales que ellos mismos, pues ya llevan ejerciendo cuatro años extras, fuera del plazo reglamentario. Los que llaman “okupas” al Gobierno legítimo, estás okupando puestos que hace tiempo caducaron.

Estas son las “credenciales” del Partido Popular de Feijoo y su musa Ayuso. Se trata de embarrarlo todo, de crear confusionismo, de llamar “okupas” al gobierno elegido por mayoría por los representantes del pueblo según impone la Constitución, la cual el PP incumple pero se niega a reformarla, para disponer de mayoría en los órganos judiciales que le puedan refrendar su oposición a cualquier mejora de las condiciones de vida de la mayoría. Porque sus continuos recursos al Constitucional, persiguen obtener en los tribunales afines lo que no les permite su escasa representatividad en el Parlamento.

El bloque auto denominado constitucionalista está llevando el inconstitucionalismo a unos niveles peligrosos, pero es que los partido de la derecha y la ultraderecha española no dejan de recordarnos que parten del golpismo, que son sus descendientes directos y bien que hacen honor a ello. Están contra la Constitución, contra las clases populares cuando se niegan a la subida del salario mínimo, a la de las pensiones, a una enseñanza y una sanidad de calidad, porque su objetivo es privatizarlo todo, para aportarle más beneficio a sus valedores. El mismo día de la Constitución Feijoo seguía hablando de cumplirla mientras la están incumpliendo de forma flagrante y vergonzosa. Estos “constitucionalistas” de boquilla se oponen al bienestar general y buscan el descrédito de cualquier avance social asiéndose a sus deudos de los órganos judiciales dónde previamente se preocuparon de dejar colocados jueces afines que ahora se resisten a perder para seguir mandando extra constitucionalmente.

Los (in)constitucionalistas del PP no sólo subvierten (¿o pervierten?) las posibles mejoras sociales, no sólo se especializan y se empeñan en obligar a una mayoría a pasar hambre, a sufrir falta de enseñanza o a soportar una Seguridad Social super-deficiente. Incumplen también el deber constitucional de renovar los órganos judiciales si no pueden mantenerlos adictos. Para eso se niegan a renovarlos y convierten en “okupas” a sus jueces partidarios. Partidarios en el doble sentido, por su parcialidad y porque defienden a un partido concreto en contra de la objetividad y la independencia que debe presidir la acción judicial.

No sólo es inconstitucional, es anti democrático el procedimiento por varias razones: porque va contra la Constitución, porque daña el proceso democrático, porque pretende dirigir el Estado desde un órgano obligado por su naturaleza a ser ecuánime, porque busca el empobrecimiento de la población para facilitar la acumulación de dinero y poder en los grandes grupos empresariales... Gracias que la gente está empezando a darse cuenta y aquellas simpatías a Feijoo del principio, cuando todavía no se le conocía, se están desvaneciendo cuando se le empieza a conocer. El apéndice de Diaz Ayuso no da la talla. Parafraseando a John Ford, lo que es bueno para los bancos y para el Ibex, no es bueno para el pueblo de las Españas.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos