domingo, 19 septiembre 2021
00:02
, última actualización
La Tostá

Condena unánime sin titubeos

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
07 sep 2021 / 09:12 h - Actualizado: 07 sep 2021 / 09:14 h.
"La Tostá"
  • La Asociación de Gays y Lesbianas de Melilla (Amlega) ha denunciado una "brutal agresión" homófoba y racista sufrida por un joven marroquí residente en Melilla.
    La Asociación de Gays y Lesbianas de Melilla (Amlega) ha denunciado una "brutal agresión" homófoba y racista sufrida por un joven marroquí residente en Melilla.

TAGS:

Las agresiones homófobas han crecido de manera alarmante en España en los últimos meses y es algo que no se explica, aunque algunos medios y profesionales de la comunicación hayan señalado ya a Vox como responsable de esto y de otras muchas cosas, como la crispación social, la subida de los delitos de odio en general, etc. Si el Gobierno no hila fino en este delicado asunto será difícil poder convivir en España, aunque creo que es responsabilidad de todos y no solo del Gobierno. Ya hace tiempo que venimos arrastrando problemas de convivencia e intolerancia, en concreto desde que aterrizó Podemos en la política española para calentar la calle y los medios. Se habla del blanqueo de la extrema derecha, pero no del blanqueo de la extrema izquierda o el comunismo, directamente, equiparado por Europa con el fascismo y ensalzado casi a diario por la ministra Yolanda Díaz. No es de recibo que en un país democrático y avanzado como es España esté pasando lo que está pasando, cuando la homofobia o el racismo habían perdido protagonismo social en nuestro país, así como la intolerancia con las ideologías. No ser de izquierdas te lleva automáticamente a ser franquista o fascista, e incluso a ser considerado homófobo y racista. Votar a la derecha era algo aceptado sin ningún problema, por la alternancia con la izquierda en la dirección del país, pero ahora está mal visto y si lo dices en las redes sociales corres el riesgo de ser atacado miserablemente. Ocurre algo parecido si te declaras simpatizante del Partido Comunista, Podemos, Esquerra Republicana o Bildu, que son formaciones legales. Con este panorama no sé por qué nos asombramos de lo que está pasando en España no solo con los homosexuales, sino con los inmigrantes, en pleno siglo XXI. Vamos para atrás y esto está afectando a la calidad democrática de una manera también alarmante. Extraña que no haya manifestaciones en la calle, no solo por todo lo expuesto sino por el abuso del Gobierno y las eléctricas con el recibo de la luz. ¿Qué tiene que pasar para que salgamos a las calles a decir basta, para que haya una condena unánime?


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla