jueves, 05 agosto 2021
18:03
, última actualización
Los medios y los días

Cuba, ¿el principio del fin?

Image
15 jul 2021 / 04:06 h - Actualizado: 15 jul 2021 / 09:26 h.
"Los medios y los días"
  • Imagen de las protestas contra el Gobierno de Cuba. / EP
    Imagen de las protestas contra el Gobierno de Cuba. / EP

Van a por Cuba. Otra vez. Entre sus fallos y los elementos externos imprevistos más los bloqueos ilegales, la casa sin barrer y otro experimento humano de solidaridad que se puede ir al traste. El principal enemigo de Cuba no es el capitalismo ni Estados Unidos sino el ser humano mismo. He estado en Cuba unas cuatro veces, no recuerdo bien; he hablado mucho con cubanos de todo tipo, incluso he tenido un breve encuentro con Fidel Castro, un tipo socarrón e irónico y listo, muy listo. Cuando lo vi lo acompañaba García Márquez, con qué gente me junto, ¿verdad? Todos rojos, el oro de Moscú me hizo rico. Bueno, al grano: que no es lo mismo Castro y una revolución comunista que el ser humano. ¿Dónde queda ya 1959, Batista y los barbudos para los cubanos, sobre todo para los jóvenes?

Cuando se hundió la URSS en 1991 Cuba resistió, yo estuve allí por primera vez en 1994, periodo de crisis gorda, los balseros se iban pitando para Miami y Castro les reñía desde el Malecón; el otro día cuando detuvieron aquí en Sevilla a una persona que conducía un extraño artilugio casero que no era un patinete pero era un patinete, me acordé de La Habana en 1994, época de escasez aguda. Los cacharros y “vehículos” caseros que yo vi por la calle eran para un museo de ocurrencias humanas en momentos de desesperación. Y corrían, ¿eh? Los cubanos son increíbles, por eso no sabe uno a ciencia cierta qué va a pasar con esta nueva embestida ya sin Fidel y con su hermano muy mayor.

Sin embargo, desde 1994 ha pasado mucho tiempo y más en este mundo actual tan vertiginoso. He visto a cubanos jóvenes muy seducidos por el mundo de luces de neón que nos presenta el capitalismo, comprendo que se sientan atraídos por él. Poco a poco, el comunismo se irá diluyendo o metamorfoseando en una China, en la Cuba de hoy China es sagrada, ayer lo fue la URSS. Si Cuba sigue ahí será por el apoyo chino y ruso, les interesa estar a un tiro de piedra de Miami o eso creo yo. Pero la Cuba de la revolución de los barbudos pasará poco a poco a los libros de texto si es que no la destruyen del todo. El humano no se lleva bien con el comunismo, tarde o temprano le pesa demasiado, se le cortan las alas a quienes pueden aportar mucho, el comunismo alcanza grandes logros en un tiempo determinado pero después empieza a tropezarse con el humano común, el otro humano, el mercader, el empresario, o ha huido o lo han echado y al echar al que emprende terminan por expulsar la esencia material que mueve al mundo para bien y para mal, la igualdad no está hecha para los seres humanos, por el momento sólo es un palabra bonita que usamos quienes no estamos dentro de un sistema comunista.

No falla el comunismo ni el liberalismo, falla el ser humano, su condición egoísta, podemos levantar todas las ideologías y doctrinas hermosas que queramos gracias a un cerebro que posee esas características. Pero al final quien sigue adelante es el orden del caos, la insolidaridad, el hombre lobo para el hombre. Todo lo que de positivo se logre será por la protesta de los que viven abajo. A eso se le llama capitalismo, que sabe dominar y tiranizar sin que se note y encima te vende democracia como nadie. El Estado está en crisis de identidad. El comunismo no es ideología para las masas, es para las minorías y ya veríamos si el yoísmo no daría de todas formas al traste con él, ¿están analizando el fenómeno Podemos? Les recuerdo las palabras del polémico cantautor estadounidense Frank Zappa: “El comunismo no funciona porque a la gente le encanta poseer porquerías”.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla