lunes, 27 septiembre 2021
07:30
, última actualización
La Gazapera

De vuelta a la Catedral del Cante Minero

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
24 jul 2021 / 09:09 h - Actualizado: 24 jul 2021 / 09:12 h.
"Flamenco","La Gazapera"
  • Parte del cartel del Festival Internacional del Cante de las Minas.
    Parte del cartel del Festival Internacional del Cante de las Minas.

Si no pasa nada y los toros de Machacaera lo permiten, este año estaré en la septuagésima edición del Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión (Murcia), pequeña localidad minera cercana a Cartagena. Empecé a ir en los ochenta, cuando el festival aún no había levantado el vuelo del todo, pero hace unos años dejé de ir porque necesitaba dejar pasar un tiempo para descubrir otras voces y ver el certamen un poco desde lejos. El ambiente que se vive en la cita levantina no se vive en ningún otro festival de verano y es increíble lo que han logrado con unos estilos cuyo origen es andaluz, de Almería y Jaén, y sus grandes maestros han sido también andaluces, cantaores como don Antonio Chacón, el Cojo de Málaga, Manuel Escacena, Pepe Marchena o Juan Valderrama. Precisamente fue el genio de Torredelcampo quien les pidió que crearan el festival, cuando una vez que fue a cantar al pueblo no paraban de pedirle canciones y él les dijo que no, que había ido a cantar flamenco y que lo que tenían que hacer es luchar por el cante y los cantaores de la tierra, artistas como Antonio Piñana, Eluterio Andreu, Pencho Cros o Encarnación Fernández. Le hicieron caso y La Unión tiene hoy el festival más conocido en todo el mundo, un concurso donde fueron descubiertos voces como las de Mayte Martín o Miguel Poveda, por ceñirnos solo a intérpretes actuales. El popular certamen ha logrado que los estilos mineros (cartageneras, mineras, murcianas, tarantas o levanticas) sean hoy conocidos en el mundo entero y que formen parte del repertorio de los artistas del cante actual. El de La Unión es el concurso que más promoción le puede dar a un joven valor del cante, el baile o la guitarra. Antaño eran los de Córdoba o Mairena del Alcor, pero lamentablemente perdieron fuerza, quizá porque empezaron a ser organizados por personas sin ninguna preparación. En La Unión se pusieron las pilas y lo cierto es que, como en esto nadie regala nada, trabajaron bien y ahí está el resultado: es el mejor festival flamenco del país, sin ninguna duda, y el más mediático. Dominan como pocos la publicidad y han sabido evolucionar hacia un festival adecuado a estos tiempos. Este año volveremos para seguir contando sus hazañas y poder saludar a los grandes amigos de esa tierra.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla