lunes, 01 marzo 2021
01:34
, última actualización
Los medios y los días

Del ‘Cara al sol’ al ‘progrerío’ de Celaá

Image
07 nov 2020 / 04:00 h - Actualizado: 07 nov 2020 / 04:00 h.
"Tecnología","Matemáticas","Violencia de género","Justicia","Formación","Ingeniería","Constitución Española","Presupuestos","Los medios y los días"
  • La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá. / Ángel Navarrete
    La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá. / Ángel Navarrete

“Aprobada la eliminación del castellano como lengua vehicular en la 'ley Celaá' (El Confidencial); “PSOE, Podemos y ERC destierran el español de Cataluña” (Libertad Digital); “El castellano dejará de ser lengua vehicular en la enseñanza” (Andalucía Información); “El castellano no será lengua vehicular, pero sí obligatoria” (Diario Vasco); “El castellano no será lengua vehicular, pero se garantiza su aprendizaje” (Estrella Digital); “El PSOE y ERC aprueban que el castellano deje de ser lengua oficial del Estado y vehicular en la educación” (El Mundo); “La enmienda pactada por PSOE, UP y ERC en la Ley de Educación sustituye el castellano como lengua vehicular por una referencia a los Estatutos de Autonomía” (El Diario.es) que subtitula: “La medida está pensada para "blindar" la inmersión lingüística catalana ante las modificaciones de la Ley Wert; mientras, el PNV negocia otra enmienda para hacer del Euskera la lengua vehicular en el País Vasco”; “PSOE, Podemos y ERC pactan que el castellano no sea vehicular en las escuelas” (La Vanguardia); “PSOE, Podemos y ERC pactan un cambio en la ley educativa que facilita la inmersión lingüística” (El País) que subtitula: “La enmienda de los tres partidos no recoge el castellano como lengua vehicular. El texto exige adoptar medidas para garantizar su pleno dominio”.

He aquí el follón que se ha formado con la nueva ley de educación -otra más- resumido muy bien por la web de Antena 3 TV que empieza citando la enmienda que ha levantado la polvareda: "Las Administraciones educativas garantizarán el derecho de los alumnos y las alumnas a recibir enseñanzas en castellano y en las demás lenguas cooficiales en sus respectivos territorios, de conformidad con la Constitución Española, los Estatutos de Autonomía y la normativa aplicable". De este modo, la enmienda pretende introducir la posibilidad de que las comunidades autónomas puedan determinar cuál es la lengua vehicular de su territorio en el ámbito educativo. El proyecto de reforma inicial no recogía en un principio esta opción, al establecer que "las Administraciones educativas garantizarán el derecho de los alumnos y las alumnas a recibir enseñanzas en castellano, lengua oficial del Estado, y en las demás lenguas cooficiales en sus respectivos territorios", así como que "el castellano y las lenguas cooficiales tienen la consideración de lenguas vehiculares, de acuerdo con la normativa aplicable". Pero ahora, con esta enmienda, se elimina del proyecto la referencia a las lenguas cooficiales como "lenguas vehiculares" y al castellano como "lengua oficial del Estado". La actual ley de educación (la llamada 'ley Wert') recoge que "el castellano es lengua vehicular de la enseñanza en todo el Estado y las lenguas cooficiales lo son también en las respectivas comunidades autónomas, de acuerdo con sus Estatutos y normativa aplicable".

Claro, todos coinciden en que se trata de una concesión para que los catalanes apoyen los presupuestos. Sin embargo, hay otros aspectos en lo que se pretende como nueva ley que me asombran bastante, según leo en Público. Por ejemplo, que los colegios públicos, privados y concertados "deberán incorporar medidas para desarrollar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en sus planes de acción de tutorías y de convivencia, así como medidas orientadas a eliminar la violencia de género, el respeto por las identidades, culturas, sexualidades y de diversidad". La enmienda transaccional 28 recoge que las administraciones educativas se verán obligadas a incrementar la presencia de alumnas en estudios del ámbito de las ciencias, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas, así como en las enseñanzas de formación profesional con menor demanda femenina.

¿Y todo eso cómo se hace? ¿Es que no se está llevando ya a término? No sabía yo que tan mal estaba la cosa en los colegios, deben producirse terribles abusos y agresiones de todo tipo a diario. Menudo panorama, ¿qué opinarán de esto los directores de centro y los profesores en general? ¿Hacen dejación de sus funciones?

Y la traca final: la ley Celaá obliga a las administraciones -y supongo que éstas obligarán a los docentes- a que las alumnas estudien aquello que no desean estudiar porque igual que antes se cantaba el Cara al Sol por huevos, ahora no sólo hay que ignorar el artículo 3 de la constitución que cita aparte al castellano como lengua del estado español y obviar las sentencias de la justicia en favor del idioma patrio sino que también hay que estudiar por los ovarios “progresistas” de la ministra y los cataplines del gobierno una especialidad aunque no se demande.

De nuevo me viene a la mente la película Bananas, de Woody Allen, donde un supuesto jefe guerrillero de izquierdas, una vez que ha tomado el poder, reúne a una multitud de un país bananero y le grita: “Desde ahora el idioma oficial será el sueco y la ropa interior se llevará por fuera”.

(Continuará)


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía