domingo, 05 julio 2020
14:35
, última actualización
Correr no es de cobardes

Deseos olímpicos para el Nuevo Año

Image
23 dic 2019 / 09:15 h - Actualizado: 23 dic 2019 / 09:16 h.
"Correr no es de cobardes"
  • Deseos olímpicos para el Nuevo Año

Navidad, Año Nuevo, tiempos de buenos propósitos, de buenos deseos, de cambios, y de peticiones a los Reyes Magos, porque Papá Noel, no es tan nuestro.

A los Reyes, en este año olímpico, ahora que están haciendo acopio de juguetes, y van a empezar su largo viaje desde Oriente, les escribo para que no se les olvide, que nos traigan valores en el deporte, esos que son tan necesarios en la sociedad: igualdad, solidaridad, respeto a los árbitros, partidos sin amaño de resultados, juego limpio, gradas sin insultos ni agresiones, deporte sin dopaje, sin esos que usan el espectáculo deportivo para sus intereses políticos, para destruir la convivencia.

Soy consciente de que esta carta a los Reyes Magos les pone en un aprieto, pero voy a hacer algunas propuestas para buenos entendedores, a ver si ayudamos entre todos a que no terminemos el año olímpico con las manos vacías.

La sociedad debe promover dichos valores sociales, y estos deben ser parte de la educación que desde la infancia reciban sus ciudadanos; la familia debe fomentar e insistir en la importancia de todo lo que hemos pedido a sus Majestades, familias que enseñan que ganar a toda costa no es un objetivo, que el trabajo trae los logros. Después, la estructura deportiva, el club en el que depositamos a nuestros hijos y que debe luchar por garantizar los valores que se observan en casa, deben proteger a sus deportistas de las conductas intolerantes; ahí esperamos que los directivos sean los garantes de que se cumplan las normas; a los entrenadores y el personal que tiene relación directa con los más jóvenes, esos que llegan al terreno de juego, al espacio deportivo donde jueces y árbitros les reciben e insisten en el respeto; todo ello, en un ambiente donde los espectadores, los directivos fomentan lo que pedimos a los Reyes.

No dejemos a sus Majestades solas en este viaje, ayudemos entre todos a que la travesía de este año mágico, olímpico, se cumplan nuestros deseos.


  • 1