sábado, 04 diciembre 2021
21:38
, última actualización
La Tostá

El Consejo Nacional de Flamenco

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
25 nov 2021 / 09:31 h - Actualizado: 25 nov 2021 / 09:34 h.
"La Tostá"
  • El Consejo Nacional de Flamenco

TAGS:

Aquel anhelado sueño del empresario Luis Adame, dueño del Tablao El Cordobés, de Barcelona -uno de los más importantes del mundo-, de unir a los flamencos, se quedó en nada, como tantas otras iniciativas en este sentido. Sin embargo, el proyecto de la creación del Consejo Nacional de Flamenco (CNF), recuperado por personas influyentes como el ex consejero de Cultura de la Junta de Andalucía y Manuel Macías, parece que ahora puede hacerse realidad.

El día 29 de este mismo mes hay una asamblea en la Cámara de Comercio de Sevilla, a las diez de la mañana. Nace, pues, con el apoyo de esta institución y la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), así como de otras muchas entidades y otros organismos públicos y privados, como pueden ser tablaos, federaciones de peñas flamencas, asociaciones de críticos, empresas de representantes artísticos, etc. Y en el Consejo Directivo, cuyo presidente es Suárez Japón, están artistas como Cristina Hoyos, Antonio Fosforito y Manuel Morao. No falta nadie. ¿Qué puede salir mal?

De entrada, el nombre es muy poco flamenco, pero quizá sea lo de menos. Lo importante es que la idea de Luis Adame haya sido recuperada y que, ahora sí, lo que solo sigue suiendo un proyecto sea una realidad en poco tiempo para que los flamencos no estén tan desamparados como están en todos los sentidos ante las instituciones públicas o catástrofes como la que vive ahora el sector, con una pandemia que lo ha dejado herido de muerte, y aún no ha acabado. Es más, si hay sexta ola y vuelven a cerrar los tablaos o las compañías no pueden volver a girar por el mundo, será su muerte definitiva. Es la hora, pues, de que haya unión y que esté preparado para lo que pudiera venir, que no será nada bueno.

No soy nada optimista, pero he accedido a que mi nombre esté en el Consejo Consultivo como crítico flamenco de El Correo de Andalucía. Estaba ya en la iniciativa anterior de Adame. Lo de poco optimista no es por desanimar sino porque conozco muy bien a los flamencos y sé perfectamente que son difíciles a la hora de unirlos y organizarlos, aunque sea para bien del sector en general. Ya verán cómo se empezará a hablar de chiringuito en las redes sociales y los mentideros flamencos clásicos, como las tabernas o las peñas flamencas. Pasó con la creación de Unión Flamenca, que en cuanto se ha movido el trabajo, parece que no existe


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla