sábado, 12 junio 2021
23:30
, última actualización
La Tostá

El corazón traspasado

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
11 jun 2021 / 08:05 h - Actualizado: 11 jun 2021 / 08:06 h.
"La Tostá"
  • EFE/ Cristina Magdaleno
    EFE/ Cristina Magdaleno

TAGS:

Llego de Las Cabezas de San Juan de pasar una noche maravillosa con unos amigos, el cantaor José Valencia y los guitarristas Antonio Malena y su hijo Curro, enciendo el ordenador y es entonces cuando me entero de que ha aparecido una de las niñas de Tenerife, Olivia, de solo seis años, arrojada al mar por su propio padre metida en una bolsa de deportes atada a un ancla. Su hermana aún no había aparecido a las 3 de la madrugada. Por otro lado, otra noticia terrible, el asesinato de la muchacha de Martín de la Jara que había desaparecido estos días atrás, Rocío Caíz, de solo 17 años. Su expareja la mató y la descuartizó. ¿Cómo se puede uno meter en la cama después de algo tan brutal? Imposible. Veo una y otra vez las fotografías de Olivia y Anna, su hermanita de solo un año de edad, y siento tanta rabia e impotencia que me dan ganas de destrozar el ordenador y salir al campo a dar gritos. ¡Dios, cuánta maldad encerrada en el cuerpo de Tomás Gimeno, el padre de las niñas! Jamás podré encajar algo así, que un padre sea capaz de matar a dos criaturitas inocentes, preciosas, por hacer daño a su expareja, la madre de las niñas, quien no podrá superar un crimen tan brutal. Pero ha pasado y solo se me ocurre decir que ni con la muerte pagaría semejante hijo de Satanás. Nos ha quedado un mundo que si un día de estos reventara no se perdería nada.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla