miércoles, 20 enero 2021
16:38
, última actualización
Desvariando

El despedroche de Cristina

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
03 ene 2021 / 09:43 h - Actualizado: 03 ene 2021 / 09:44 h.
"Desvariando"
  • El despedroche de Cristina

Lo de Cristina Despedroche, de despelote, es ya repulsivo. Se aprovecha de un país medio cateto para forrarse enseñando carne y cobró en las últimas campanadas del fin de año, o eso dicen, el doble que Chicote, que por cierto tiene más mamas que ella y por lo menos es un buen cocinero. En cualquier país medianamente avanzado los despelotes televisivos de esta chica tan amiga de la pasta fácil pasarían inadvertidos. Pero en España, como hablamos tanto del franquismo, para algunas cosas seguimos en blanco y negro. ¿De verdad que es tan noticiable que enseñe carne cobrando, cuando eso lo llevan haciendo las mujeres y los hombres unos cuantos siglos, para que se líe la que se ha liado? El desnudo tiene un origen artístico, pero el de la Pedroche está lejos de ser arte. El arte está en llevárselo calentito, y en eso es una artista. Tiene, además, su sello, y ya dijo el gran Valderrama que hay que tenerlo aunque sea de Correos. Ella se lo ha montado bien y es una maestra creando expectación en la propia cadena que le paga. Otra cosa sería que danzara y utilizara su cuerpo para emocionarnos o embelesarnos, pero lo que hace es vender parte de la carne más deseada por una audiencia que quiere eso, verla medio en pelotas. Y le ponen al lado a Chicote, que no es precisamente Brad Pit, para que resalte un poco más. No seré yo quien diga lo que ha cobrado por el despelote, pero la cifra que ha trascendido, de ser cierta, es de auténtica vergüenza. Un buen médico no gana esa cantidad en todo un año. Pero como bien ha declarado la presentadora en más de una ocasión, es libre de hacer lo que le dé la gana con su imagen y con su vida, como defiende el feminismo liberal. Incluso de permitirse el lujo de no ser coherente con sus ideas sobre la utilización de la mujer como objeto, por ejemplo en las carreras de motos o de ciclismo. Es además una mujer de izquierdas y el feminismo, según la vicepresidenta Carmen Calvo, es cosa de los socialistas. Si la Pedroche fuera seguidora de Vox o el PP, el feminismo rojo sacaría los tanques de la intolerancia a la calle. Es tremendo que haya que aguantar el mismo rollo cada fin de año, el traje de la Pedroche, cuando debería ser algo que no llamara la atención porque, entre otras cosas, tiene poco de novedoso. Pero este año tan especial había que ir un poco más allá y eligió vestirse de mascarilla para competir con Ana Obregón, que era una rival poderosa por la cosa del morbo. El negocio es el negocio, y Antena Tres suele hacer buenas cajas cada vez que la Pedroche estrena un modelito provocador.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016