miércoles, 27 octubre 2021
13:50
, última actualización
Ojana in Excelsis

El efecto secundario de Pfizer del que nadie habla

Image
Juanmi Vega @Juanmivegar
07 oct 2021 / 04:00 h - Actualizado: 07 oct 2021 / 04:00 h.
"Ojana in Excelsis"
  • Eduardo Parra - Europa Press
    Eduardo Parra - Europa Press

Tal vez sea por vergüenza o por miedo. Quizá que los que la han experimentado prefieran decir que la procesión va por dentro, aunque termine haciéndose externa, pero lo cierto es que hay un efecto secundario de la vacuna de Pfizer que poca gente comenta.

Lo mejor es ponernos en antecedentes y conocer un poco más a la farmacéutica Pfizer. Muchos sabrán que este laboratorio fue el creador de la Viagra, esa pastilla azul que revolucionó la vida sexual de muchos.

Lo que muchos ignoran es que este medicamento fue fruto de un error, pues la empresa farmacéutica buscaba mejorar la circulación sanguínea en personas que sufriesen angina de pecho.

Los primeros ensayos clínicos desvelaron que para la angina de pecho era pura ojana el medicamento, pero que tenía un enorme efecto secundario. Y así nació la Viagra.

Visto los antecedentes de Pfizer, no es de extrañar que mucha gente haya tenido un efecto secundario con la vacuna relacionado con la estimulación sexual. De hecho, muchos son los foros de internet donde usuarios comentan que la vacuna de este laboratorio les ha aumentado la libido.

Cada vez son más las personas que lo admiten, pero la farmacéutica no ha dicho nada al respecto.

Se hizo viral el ‘fake’ sobre la cuchara que se quedaba pegada en el hombro. Menos mal que la gente no quiso llamar la atención con este otro efecto secundario, porque alguno hubiese doblado la cuchara y no como Uri Geller precisamente.

Este posible efecto secundario pone ‘satireta’ tanto a los hombres como a las mujeres. Es políticamente correcto y no hacía distinción de género.

Dicho aumento de la libido fue palpable, para los que lo sufrieron, desde el momento del primer rejón de castigo, durándole un par de semanas y alargándose hasta la segunda dosis. Más de un mes aproximadamente.

Puede que el verdadero ‘baby boom’ de la pandemia se produzca con la vacuna y no con el confinamiento. Lo veremos a partir de 2022.

Yo fui de los “agraciados” con esta vacuna y no sufrí, afortunada o desafortunadamente, este efecto secundario. Cierto que tampoco padecí ninguno de los comunes como el dolor de brazo, cabeza, articulaciones o fiebre.

Puede que la vacuna sea la excusa perfecta para admitir una realidad de la que todos somos partícipe, o también puede que Pfizer haya vuelto a hacer de las suyas.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla