domingo, 29 marzo 2020
01:35
, última actualización

El mundo antes y después del coronavirus (Día 12)

25 mar 2020 / 18:48 h - Actualizado: 26 mar 2020 / 12:22 h.
"Opinión","La vida del revés","Coronavirus"
  • El mundo antes y después del coronavirus (Día 12)

Entre ayer y hoy, han pasado tres aviones por el centro de Madrid. Hace tres o cuatro semanas, supongo que pasarían decenas de ellos y no nos enterábamos. Sin embargo, estos tres los hemos oído y sabemos que eran los que traían material imprescindible para nuestros médicos y personal sanitario. Los ruidos de la ciudad han cambiado por completo. De pronto, ahora somos capaces de escuchar, de percibir el movimiento, de preguntarnos qué es eso que oímos. Mientras el sonido de los motores perturbaba la tranquilidad, los pájaros han dejado de trinar. Ha sido el único momento del día que lo han hecho.

Ya nos estamos acostumbrando a ver a nuestros soldados echando el resto en todas y cada una de las Comunidades Autónomas de España. El ejército en democracia es protector, amigo de los ciudadanos. A ver si, de una vez por todas, dejamos de ver en los uniformes la huella del pasado. Más leal, sacrificado y eficaz, no se puede ser. Me emociona saber que esos soldados están en las calles de las ciudades intentando que esta locura se vaya diluyendo con toda la rapidez posible. Y escuchar cómo los aplauden desde los balcones en el País Vasco debería hacer pensar a más de uno. Ya va siendo hora de poner las cosas en su sitio y no dejar que los políticos sigan haciendo de las suyas.

Las muestras de solidaridad de la ciudadanía son conmovedoras. Cada uno está haciendo lo que puede. Mascarillas, respiradores, aplausos, confinamiento serio y comprometido, cartas para los enfermos, actividades gratis en las redes de todos los colores. Emociona saber que vivo en un país maravilloso.

Todo esto contrasta con los políticos que no pueden evitar seguir a lo suyo. Unos mediocres recalcitrantes. En política parece ser que no habrá antes y después del coronavirus.


  • 1