jueves, 22 abril 2021
17:33
, última actualización
La Tostá

El soso, el oso y el madroño

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
23 mar 2021 / 08:03 h - Actualizado: 23 mar 2021 / 08:04 h.
"La Tostá"
  • Ricardo Rubio - Europa Press
    Ricardo Rubio - Europa Press

TAGS:

Ángel Gabilondo, candidato a la presidencia de la comunidad de Madrid, ha dicho que “con este Iglesias, no”, en referencia a un posible pacto con Unidas Podemos, que necesitará sí o sí porque no salen las cuentas. Al final pactará con Iglesias aduciendo que hay que parar al fascismo o la ultraderecha, sea como sea. El viejo cuento de parar a los malos, que ya no se traga casi nadie. Gabilondo sería un excelente presidente de esa comunidad porque es un hombre culto, serio y soso. Y lo puede ser claramente, aunque parezca que Isabel Díaz Ayuso es imbatible. Las encuestas le favorecen, desde luego, pero estas son unas elecciones que pueden traernos sorpresas y una de ellas es que la izquierda recupere el poder que perdió hace ya algo más de un cuarto de siglo. Habrá una lucha a muerte porque hay muchos intereses en juego y todo indica que van a machacar a la actual presidenta. Tras los patinazos de Sánchez en Murcia y Castilla y León, perdiendo dos mociones de censura en pocos días, dar otro en Madrid sería muy malo para el actual presidente español, así que pondrán toda la carne en el asador y nos van a bombardear con mensajes catastróficos sobre el desastre que sería un gobierno PP-Vox en la comunidad más importante de España. Porque piensan que luego vendría un gobierno de estos dos mismos partidos a nivel nacional. Edmundo Bal, el candidato de Ciudadanos, le puede dar el poder a la izquierda, y esa sería una de las sorpresas de estas elecciones. Pero no será posible sin un buen resultado de Unidas Podemos, lo que no está nada claro. Gabilondo lo sabe, de ahí su negativa a pactar con el de Vallecas, que es un brindis al sol. Parece más serio que Sánchez, y menos mentiroso, y si tiene que tragarse sus palabras de ayer está claro que lo hará porque nunca le perdonarían que colaborara en un posible gobierno del PP con Vox. Ayuso no las tiene todas consigo, se le notan ya los nervios y cometerá fallos en una campaña que será la madre de todas las batallas electorales. Un fallo ha sido decir que Iglesias está ya acabado y lo ha dicho porque le teme más que a una vara verde, sobre todo desde que el de Unidas Podemos ha dicho que la presidenta puede acabar en el talego.


Edictos en El Correo de Andalucía