domingo, 19 septiembre 2021
00:02
, última actualización
Desvariando

El transporte del futuro

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
28 ago 2021 / 10:00 h - Actualizado: 28 ago 2021 / 10:05 h.
"Desvariando"
  • El transporte del futuro

Si los trenes de alta velocidad no son sostenibles económicamente y tienen un impacto medioambiental negativo, los aviones producen gases de efecto invernadero, el transporte marítimo contamina mil veces más que el terrestre y volver al caballo sería maltrato animal, ¿cuál será el transporte del futuro para no acabar de cargarnos el planeta? Que no haya transporte alguno. Puedo dar conferencias desde casa, pedir que Mercadona me traiga la compra una o dos veces a la semana como mucho y si me pongo malo, curarme solo. En mi pueblo, Arahal, un paisano se operó de abultamientos en la zona anal él solo en el campo con un espejo, una botella de vino peleón en vez de alcohol, papel higiénico en vez de gasas y una navaja barbera bien afilada. Duró más de noventa años. Con la televisión, la radio e internet en casa no necesito ir al cine, el teatro o los toros. Puedo buscar novia en el programa de Juan y Medio o en el de Carlos Sobera. De hecho, estoy en ello, esperando que me llamen un día de estos. Si me sale novia no haría falta que viviéramos juntos, llevando una relación por Facebook, que son más placenteras y salen más baratas, aunque hay quienes mueren electrocutados debido a los calentones, que no es precisamente una muerte romántica. Lo mismo que se va a incentivar a los que se jubilen más tarde, el Gobierno podría hacer lo mismo con quienes contaminemos menos. El presidente debería dar ejemplo utilizando menos el Falcon y así, de paso, evitar abucheos como el de Navalmoral de la Mata, en Cáceres, que creo que están preparando un especial para hoy en La Sexta Noche. Sánchez podría dar las ruedas de prensa en esta tertulia y admitir solo preguntas de las imparciales Angélica Rubio o Elisa Beni. Y aquí es donde empiezo ya a desvariar. Fernando Orgambides, director hace años de El Correo, no me quería dejar escribir de opinión porque pensaba que desvariaba mucho. Cuando el próximo director, Antonio Hernández Rodicio me dijo que sí, que opinara de lo que quisiera en una columna y me preguntó qué nombre le pondríamos, dije que Desvariando. Desvariar es la mejor manera de desahogarse en una columna de opinión cuando tienes que escribir sobre gilipolleces, como esa de querer volver a los equinos como medio de transporte para evitar la destrucción del planeta. ¿Saben cuántos kilogramos de metano y cuántas toneladas de caca produce un caballo al año? Mejor que no lo sepan.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla