Intrusos

Empacho de Isabel II y las falsas profecías de Nostradamus

Image
22 sep 2022 / 04:00 h - Actualizado: 22 sep 2022 / 04:00 h.
"Intrusos"
  • Empacho de Isabel II y las falsas profecías de Nostradamus

TAGS:

Esta semana he leído, con atención, todo lo que tiene que ver con la muerte de Isabel II de Inglaterra, la muerte de la longeva monarca que tanto ha afectado al Reino Unido –aunque en Escocia no parecen haberlo sentido tanto-.

Como persona vinculada al mundo del misterio me ha llamado la atención la cantidad de profecías y vaticinios que han surgido en torno a su muerte. La más recurrente aquella que habla de Nostradamus y esas profecías sobre su muerte de las que yo mismo busqué afanosamente yendo a su libro de profecías y... ¡Sorpresa! No encontré nada.

Si observan bien no publiqué nada al respecto aunque si lo haya hecho de la afición del rey Carlos III por temas esotéricos o una presunta profecía de un tuitero sobre la muerte el rey, pero no he escrito nada de una profecía de su muerte porque, entre otras cosas, por mucho que busqué, no encontré nada. Siempre ha y que ir a las fuentes y la fuente es fácil de localizar: el libro de Nostradamus que, además, puede encontrar gratis en la red.

Ha habido otros trabajos interesantes y acertados sobre esto, como el de mi buen amigo Josep Guijarro, que no cita a Nostradamus sino al trabajo de “Nostradamus: The Complete Prophecies for the Future“ de Mario Reading en el que habla de la muerte de la monarca –según interpretación del autor- para 2022, habiendo sido publicado en 2016 –que ya es afinar-. Eso es un trabajo aparte de aquellos que han tirado de Nostradamus hasta inventando profecías.

Han aparecido varias falsas profecías que nada tienen que ver con Nostradamus y que son invenciones en las redes para atribuir un carácter profético a algo que no lo tiene, al menos en esas profecías que aparecieron. En muchas ocasiones se tira de ambigüedad en los versos del profeta francés que podría ajustarse a cualquier otro mandatario europeo.

Por temas así el misterio, en ocasiones, queda muy denostado y por no verificar las fuentes, algo que es tan sencillo de hacer como evidente de comprobar.

En otro orden de cosas no se si les ha pasado como a mí pero he acabado de los actos por la muerte de Isabel II un poco cansado, en una semana intensa en la que se pusiera la cadena que se pusiera en televisión allí estaba la “dama eterna”.

Comprendo la importancia que para los británicos tiene la muerte de su reina pero ha sido una empachera y muy “jartible”, afortunadamente que hay otros canales. Y lo digo desde un sentido crítico, me interesa la muerte de Isabel II y todo lo que tiene que ver con su sucesión y los intríngulis de la singular política que se ejerce en el Reino Unido pero, lo cierto, es que “Lo poquito agrada y lo mucho enfada”.

Otro reyes murieron y, sin embargo, no se dedicó tantas horas en radio, televisión prensa a la muerte de un monarca. En medios de comunicación aclaraban aquello de lo interesante que es el protocolo británico y todo lo que conlleva pero han sido muchos días centrados en lo mismo...

Me pregunto algo: ¿Cuándo muera un rey en España dedicarán el mismo tiempo en la televisión británica? Pues eso... y menos en Gibraltar.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos