La vida del revés

¿Es usted el ‘tonto del pueblo’?

Image
22 jul 2022 / 12:54 h - Actualizado: 22 jul 2022 / 14:03 h.
"Opinión","Sociedad","La vida del revés"
  • ¿Es usted el ‘tonto del pueblo’?

Si, hoy en día, alguien se refiere a un vecino llamándole ‘tonto del pueblo’ se puede ir preparando porque le iba a caer la del pulpo. Las cosas de antes parecen salvajadas arcaicas aunque fueron normales hasta hace diez minutos. ¿Sabe usted, recuerda usted, que el 26 de abril se celebraba en España el Día del subnormal? Si se le ocurre decir a alguien, hoy, ‘este niño es subnormal’, le queman en la hoguera. No voy a entrar a juzgar una cosa u otra, pero me temo que los movimientos bruscos, los golpes violentos de timón para cambiar las cosas, pueden no ser la mejor de las políticas, pero eso es harina de otro costal.

¿Es usted el ‘tonto del pueblo’?

Sea como sea, el tonto del pueblo siempre existió; no había pueblo que careciese de esa figura. Hay que tener en cuenta que los embarazos, hace algunos años, eran de alto riesgo en el ambiente rural. Una mujer embarazada no se libraba de madrugar para trabajar en el campo sin descanso, como animales. Muchos niños no lograban sobrevivir y bastantes llegaban al mundo con problemas. Y, así, los pueblos de España (también las ciudades) se llenaron de críos con problemas físicos e intelectuales.

¿Es usted el ‘tonto del pueblo’?

El ‘tonto del pueblo’ era ese hombre o esa mujer del que se reían casi todos y al que no hacía demasiado caso el 90 por ciento del personal. Algún coscorrón se llevaban puesto cada día, abusaban de ellos sin que a nadie le importara demasiado y trabajaban en lugares infectos recogiendo excrementos de cerdos y cosas por el estilo. Se les reservaba lo mejor de cada casa. Al ‘tonto del pueblo’ nadie le hacía caso. ¿Recuerdan la película de Mario Camus ‘Los santos inocentes’? ¿Recuerdan el personaje encarnado por Paco Rabal? Pues ese es un buen ejemplo de lo que era el ‘tonto del pueblo’, una especie de animal de carga que podía arrastrar una tonelada de guano o las culpas de todos los males.

¿Es usted el ‘tonto del pueblo’?

Actualmente, estamos rodeados de ‘tontos del pueblo’ bien vestidos y con pinta de no serlo. Las redes sociales están hasta arriba de ellos. Y no debemos hacer mucho caso a lo que dicen o a lo que hacen porque, si lo hacemos, damos importancia a sus idioteces, a sus sandeces, a los insultos gratuitos y a la mofa como forma de vida. Me atrevería a decir que algunos políticos encabezan una multitud (votantes) de tontos del pueblo que presumen de serlo sin saber que lo son, sin saber lo que están haciendo, sin saber intuir que arrastran lo peor de una sociedad en clara decadencia.

Espero que las cosas vuelvan a la normalidad y que la sensatez se instale entre nosotros a pesar de la que nos viene encima. Todos los indicadores parecer marcar una tendencia al desastre más que seria y eso es terreno abonado para que crezcan ‘tontos del pueblo’ a mansalva. Aunque mientras tengamos entre nuestros políticos a los que se atreven a decir cosas como “soy partidario de la discriminación” o “las decisiones se toman en el momento de tomarse” o “una cosa es ser solidario, y otra es serlo a cambio de nada” o “la Tierra no pertenece a nadie, salvo al viento” estamos listos.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos