jueves, 29 julio 2021
12:20
, última actualización
La Tostá

España jugó de dulce

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
07 jul 2021 / 08:21 h - Actualizado: 07 jul 2021 / 08:24 h.
"La Tostá"
  • EFE
    EFE

TAGS:

Les hemos ganado solo a los checos, que no son Inglaterra. Anoche jugamos mucho mejor que Italia y perdimos en los penaltis. Pero ayer me gustó mucho España, hizo buen fútbol, ahogando al contrario con una fuerza brutal, pero sin una buena defensa y un delantero centro que machaque es imposible ganar la Eurocopa. Solucionadas estas dos carencias, lo cierto es que nuestra selección tiene futuro, un equipo joven con algunos fenómenos como Pedri y Dani Olmo, que logrará grandes cosas. Sigue sin gustarme Luis Enrique, el entrenador, porque da una imagen pésima, con aspecto de amargado. De fútbol sabe cualquiera o no sabe nadie, pero España necesita a un entrenador que no desentone entre la muchachada roja. Somos un país de sol, alegría y compás –tópicos al margen–, y Luis Enrique es funéreo. Hemos hecho un buen papel, sin duda, porque nos ha eliminado Italia en semifinales, cuando pocos hubiéramos firmado esto hace un mes. Italia no jugó ayer buen fútbol, pero le salió bien la táctica de desgastar a España en la primera parte y confiar en la suerte y el contraataque. El golazo de Morata les aguó la fiesta, pero al final ganaron y estarán en la final. Mereció ganar España, pero así es el fútbol. No vamos a tener por tanto fiesta el domingo y lo cierto es que nuestro país necesitaba ese alegrón para ir olvidando tantas muertes y miseria, que no salimos de una cuando nos metemos o nos meten en otra. El fútbol sigue siendo nuestra mejor terapia, la droga dulce que nos saca de los problemas. Pocas veces, como ayer, me sentí orgulloso de la Roja, de nuestra selección, por cómo jugó, cómo peleó y, sobre todo, cómo encajaron una derrota inmerecida. Sí, ayer merecieron la gloria.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla