miércoles, 22 septiembre 2021
00:02
, última actualización

España vuelve a depender de sí misma y de sus miserias

Image
09 sep 2021 / 11:55 h - Actualizado: 09 sep 2021 / 12:06 h.
"Fútbol","Opinión"
  • Fotografía: EFE
    Fotografía: EFE

La selección nacional de fútbol ya depende de sí misma. Si gana los partidos que le quedan de esta fase de clasificación para el próximo mundial tendrá ganado el pasaporte a Qatar. La selección griega echó un cable a Luis Enrique (seleccionador nacional de España) al ganar a Suecia colocando, así, en situación de privilegio a la Selección.

Muy bien, todo en orden. Pero las preguntas son: ¿A qué juega España? Porque la personalidad del grupo no está definida ni existe un patrón claro de juego. ¿Puede un equipo de fútbol ser tan enclenque en las dos áreas sin que eso tenga consecuencias? La defensa hace aguas y en la delantera hay poco gol. ¿Es normal tanta chulería y tanto desprecio de Luis Enrique con los periodistas? Luis Enrique cree ser gracioso sin saber que es insoportable a más no poder. ¿Los jugadores de la selección tienen clase suficiente para intentar conseguir ganar la copa del mundo? NO, rotundamente, no.

El fútbol en España está herido. La pandemia ha conseguido que las vacas adelgazasen con rapidez y los clubes están pasando unos momentos muy malos en lo económico. Y en época de vacas flacas todo se resiente. En los clubes el nivel futbolístico se desmorona al mismo ritmo que se vacían las cuentas bancarias. Y eso se traduce en un nivel técnico preocupante en el seno del equipo nacional. Sin un nivel extraordinario en las plantillas no se puede pensar en un equipo nacional de campanillas.

Desde el momento en el que los clubes de fútbol se convirtieron en máquinas de hacer dinero las cosas comenzaron a torcerse. Y el día que se pudieron al frente, con el dedo colado en el interruptor de gastar pasta, lo más granado de la estupidez, todo se hizo imposible.

La Federación Española de Fútbol anda en constante pelea con LaLiga. Otro motivo más por el que nos debemos esperar lo peor en el futuro del fútbol español. Se ha juntado un inculto integral con un tipo soberbio que está ganando dinero fácil espuertas. Cada uno está aportando lo mejor de sí mismo.

Hay que agradecer a los griegos esa victoria ante Suecia. Ya veremos si el equipo nacional gana lo que queda. Yo tengo serias dudas. De Qatar, ya hablaremos aunque me temo que será para repetir lo mismo.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla