sábado, 12 octubre 2019
04:42
, última actualización
Iba por Canalejas

Espejito, espejito...

26 abr 2018 / 23:35 h - Actualizado: 26 abr 2018 / 21:37 h.

En España hay quien aspiraba a ser empresario de éxito, como el modisto Óscar de la Renta, y quién aspiraba solo a ser Óscar de la Renta Básica, modisto que dedicaba su vida a tomarse medidas palpándose la bolsa cojónica, pero sin la menor intención de empezar el traje.

La Renta Básica fue una de las grandes apuestas de Pablo Iglesias, para conseguir la pobreza cero. Nos mirábamos en países modelo, como Finlandia, ejemplo de sistema educativo, derechos sociales y bajísima corrupción. Un paraíso, oiga. Pues bien, Finlandia acaba de poner punto final a un experimento de Renta Básica, dándole 560 euros sin ninguna exigencia a cambio, a 2.000 personas. ¿Motivos? Falta de tiempo y de recursos para ver si sirve de algo.

Las prestaciones sociales deben existir, por supuesto, pero acostumbrar al personal a ganarse la vida sin doblarla no es buena idea. Hay que proteger a los más desfavorecidos, pero dándoles la caña de pescar, y no los peces. En definitiva, ganarse la vida con el sudor de tu frente y no con el sudor del de enfrente, como decía la chirigota del Selu.

Imagino que a partir de ahora Finlandia dejará de ser país modelo para algunos. Y es que los países cambian de referencia positiva a negativa en un plis plas. Alemania, por ejemplo, era modelo en la lucha contra el fascismo hasta que detuvo a Puigdemont, pasando a convertirse en país fascista, volviendo a ser democracia al decidir soltar al expresident.

Así que, como ven, no hay paraísos. En todos lados cuecen habas. ~


  • 1