Menú
Los medios y los días

¿Esto de las estrellas Michelín qué es?

Image
24 nov 2022 / 04:00 h - Actualizado: 24 nov 2022 / 04:00 h.
"Gastronomía","Los medios y los días"
  • ¿Esto de las estrellas Michelín qué es?

Debe ser muy importante que a un restaurante le concedan una estrella Michelín, al menos, lo que pasa es que yo soy muy basto y no me percato de ello. A juzgar por el alborozo que mostraba el dueño de un restaurante de Granada que ha sido agraciado, el hecho debe traspasar fronteras galácticas. Por lo visto y oído, es la primera estrella Michelín concedida a Granada, no sé si cuando terminaron de construir la Alhambra hubo una algarabía tan magna como la de ahora que en lugar de estrellados algunos restaurantes han salido con estrellas. Todos los medios de comunicación han anunciado el acontecimiento, como cuando murió Franco o la reina Isabel II de Inglaterra. Me desperté como siempre, sobre las 5,30 o las 6 de la mañana, y la radio ya lo estaba diciendo. Miré debajo de la cama y apareció un chef para anunciarme la buena nueva, fui al cuarto de baño y un camarero estaba dentro de la bañera, abrió la cortina rosa de la ducha y me contó con pelos y señales lo de las estrellas Michelín mientras yo miccionaba, etc.

Creo que ya sólo falta que lo publiquen las hojas parroquiales o las webs de las parroquias y que lo anuncien el Papa, el Dalai Lama y todos los muecines del mundo árabe que no lo harán porque la estrella se la dan a quienes sirven muchas viandas, entre ellas alcohol y cochino. Tampoco creo que le interese al Patriarca de Constantinopla o a Putin, éste último para acudir raudo a uno de los restaurantes agraciados, cabalgando en su caballo y a pecho descubierto en pleno ambiente gélido.

Por mi profesión me han llevado a muchos restaurantes y hoteles de los guay. Cada vez que termina el acto de defensa de una tesis o el de una oposición nos conducen a los miembros del tribunal a un selecto comedero, por regla general. Ahora algo menos por los actos online que se han implantado. He comido muy bien, en sitios con estrellas o estrellados, y también no tan bien con estrellas y estrellados. Será muy elegante todo esto pero a mí me parece que hay lugares de papeo que tienen más tonterías que un mueble bar o que una feria medieval. Y cobran un huevo, nunca mejor dicho tratándose de comer. Menos mal que no pago.

En algunas mansiones del teórico buen yantar te ponen el típico plato con forma de anfiteatro romano pero sin gradas, sólo le faltan las gradas al plato porque el centro, el lugar de la arena, es bien visible aunque pequeño. En esa pequeñez colocan un elemento al que llaman comida, es un elemento que suele tener un nombre extraño y con poco músculo, nada que ver con los músculos de los gladiadores que se jugaban la vida y las estrellas Michelín en la época romana. Aquel alimento, allá, al fondo del anfiteatro, se deglute en un santiamén, está bueno, pero se queda uno con las ganas de más contenido y menos continente y se acuerda uno de su madre y los platos de chícharos, garbanzos, carne con tomate, guisantes, lentejas, gazpacho o papas a lo pobre, maravilloso y excelso todo.

Yo creí que si ibas a un restaurante con estrella Michelín te daban una comida con la que criabas michelines. Se conoce que no, que es al revés, comida fina y sana. Las cosas han cambiado, el muñeco de Michelín ahora es símbolo de nobleza y galanura, no de kilos de más. Algo parecido le ha ocurrido al Gambrinus que adelgazó hace ya bastantes años y no se espera que engorde más hasta que las modas no digan lo contrario, que no lo creo. De ahora en adelante, si me llevan o si voy a un restaurante Michelín, nada más entrar besaré su suelo. En Sevilla hay uno, en la provincia, leo que se llama Cañabota. No es muy poético el nombre pero alabado sea. Perdón si hay más y no lo sé, no soy experto en estas lides tan relevantes.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos