jueves, 29 julio 2021
12:52
, última actualización
Los medios y los días

Eurocopa, muros, trotes y globalización

Image
13 jul 2021 / 04:00 h - Actualizado: 13 jul 2021 / 04:00 h.
"Los medios y los días"
  • Los jugadores italianos celebran la victoria ante Inglaterra. / EFE
    Los jugadores italianos celebran la victoria ante Inglaterra. / EFE

Ahora que ha pasado el circo del fútbol versión Eurocopa -pero viene la segunda parte en las Olimpiadas, qué buenos son con nosotros- me gustaría decir que, en líneas generales, los partidos que he visto no me han gustado. He visto los de España y la final y de todo eso sólo he disfrutado bastante con la segunda parte de la final, incluyendo la prórroga y los penaltis -ocho millones de personas los vieron sólo en España- que mandaron a Inglaterra a tomar viento y ganaron los latinos, como debe ser. También me han llamado la atención algunos de los anunciantes y patrocinadores.

He observado demasiado Quique Setién en el campo y yo quedé espantado con el fútbol aburrido de ese cántabro cabezón como él solo. Y he observado mucho autobús delante del portero, eso me ha recordado a la Real Sociedad de los años 70 y 80, que ponía el autobús defensivo y a verlas venir. Ah, y me he acordado mucho de Rogelio, que en paz descanse, y de Cardeñosa. Es que ahora, cuando se deja el fútbol del tuki tuki y de jugar para atrás, la otra versión es el contraataque y la velocidad. Los muros defensivos, los tuki tuki, incluyendo siempre al portero (ahí hacen falta muchos Prats), de pronto son completados con cabalgadas trotamundos a velocidades endiabladas. Muy bien, pero, ¿dónde está la clase, el arte? Hay goles que no han entrado porque el que centra no tiene la clase que hay que tener para poner la pelota donde hay que colocarla y porque no hay sangre fría en el área, en este sentido me he acordado de Gárate, el delantero centro del Atlético de Madrid que se hinchaba a marcar goles con tranquilidad y estilo y por lo general los celebraba -si los celebraba- levantando las manos y punto (o un brazo), no yendo como un loco por esos campos a arrastrarse por la yerba o a colocarse en posturas histriónicas de poses para prácticas en la Facultad de Bellas Artes.

Si hay que hacer fútbol rápido o bien para romper el muro defensivo, que corra más la pelota y menos el tío, hacen falta pases en largo y pases en corto ejecutados por maestros del balón, no por muchachos portentosos pero con menos luces. España hace mejor fútbol que los dos equipos finalistas pero no se libra del tuki tuki, cuando jugó contra Italia se vio el tuki tuki español contra el trotamundos italiano pero no se vio arte a lo Cardeñosa o a lo Rogelio (o a lo Francisco, el del Sevilla FC). Yo ya soy muy antiguo, me sobran las poses con tanto tatuaje y tanto modelito de pelo y me faltan tíos que muevan la pelota a cuarenta metros y que cuando entran por las esquinas engañen y centren el balón con estilo y cálculo, me sobra fuerza en el chute y me falta colocación pero para eso hay que tener clase.

Ah, sí, lo de los anuncios. Cómo ha cambiado todo. Uno de los anunciantes era de Qatar: sus líneas aéreas. Qatar, minúsculo emirato que fundó Al Jazeera TV, dueña de Bein Sports TV que nos brinda fútbol. Qatar debe ser, de entre los países más pequeños del mundo, el más influyente. Su extensión es 3.000 kilómetros cuadrados menor que la de la provincia de Sevilla. Al Jazeera es la TV pública -del emir de Qatar- que largaba íntegros los comunicados de Bin Laden, Occidente, empezando por EEUU, la definía como una TV terrorista. Pues ahí tienen a Qatar, con poderío. China nos ponía en las narices su Tik Tok que la querían comprar grandes firmas occidentales hasta que el gobierno chino dijo que de eso nada. Y Rusia nos recordaba que ahí está Gazprom, dueña del gas del que dependen algunos países de la antigua URSS y, en buena medida, hasta Alemania. Gazprom, con su división bancaria y su brazo mediático, todo bien controlado desde el Kremlin. Esto me lo dicen veinte o treinta años atrás y no me lo hubiera creído. Lo que hay que ver y lo que habrá que ver pero por desgracia ya eso me lo perderé por razones obvias.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla