jueves, 22 octubre 2020
19:33
, última actualización

Eutanasia o cuidados paliativos

Image
25 sep 2020 / 12:41 h - Actualizado: 25 sep 2020 / 13:02 h.
"Tribuna"
  • EFE
    EFE

TAGS:

Al igual que una parte importante de ciudadanos de este país, estoy preocupado y consternado. Y realmente no es porque el PSOE, el PP o Ciudadanos estén a la gresca permanentemente en perjuicio de todos los españoles, en lugar de pactar entre ellos y sacarnos de este pozo donde nos encontramos, sino por algo que remueve mi conciencia y mi corazón: elegir entre eutanasia o cuidados paliativos.

Se me rompe el corazón cada vez que veo a esas abuelitas y abuelitos, sentados en un carrito, solos, mirando a la nada, sin pensar, ni sentir, totalmente dependientes, y afectados por esa maldita enfermedad que tiene el nombre de uno de sus descubridores: Alzheimer, la cual les aniquila poco a poco hasta matarles, no se si sufriendo ellos, que también supongo que mucho, pero sí todos los que le rodean. Inmediatamente me acuerdo de Ramon Sampedro, que murió ayudado por otra persona, o de otros muchos enfermos afectados por esclerosis múltiple u otras enfermedades que piden desde su cama medicalizada, de manera agónica, morir en paz.

¿Que hacemos ante estas situaciones? El PSOE con su mal compañero de gobierno, defiende la eutanasia; el PP, no sé si por convicción o por ser la oposición, apuesta por la Ley de cuidados paliativos, y Ciudadanos, como en otras ocasiones y ante su clara indefinición y objetivos, pretende estar en los dos bandos, apoyando la eutanasia y al mismo tiempo defendiendo el Proyecto de Ley de Cuidados Paliativos.

Antes de tomar una decisión, pido una profunda reflexión: La eutanasia que propone el PSOE parte como un nuevo derecho individual que permite a las personas solicitar y recibir ayuda para morir. El paciente tiene que haber recibido toda la información sobre su proceso, incluyendo la opción de los cuidados paliativos, y solicitarla de manera voluntaria, por escrito y más de una vez. La Ley establece además que «el paciente debe sufrir una enfermedad grave e incurable o padecer una enfermedad crónica e invalidante causante de un sufrimiento físico o psíquico». Todo ello certificado por el médico responsable.

El Proyecto de Ley de Cuidados Paliativos que presenta el PP garantiza el derecho de las personas en el proceso final de su vida a recibir cuidados paliativos de calidad, multidisciplinares e integrales con un tratamiento adecuado para tratar su deterioro físico, psíquico, espiritual o social; tanto al paciente como a sus familiares. En definitiva, prevenir y aliviar el sufrimiento, así como posibilitar una mejor calidad de vida a pacientes que padecen una enfermedad grave que compromete su vida, tanto para su bienestar como el de su familia. No adelantan ni retrasan la muerte del paciente, respetando los derechos fundamentales de la personas. Alguien dijo «los paliativos son para quien no quiere tener dolor, no para quien no desee continuar viviendo».

Y en todo este mar de confusiones y reflexiones, hay un tercer protagonista; la Iglesia, que dice que la vida es un don y una bendición de Dios, y no se le puede arrebatar a nadie.

Ante este difícil panorama, pido a nuestros políticos, al menos, que nos dejen decidir libremente, y si no, repetiré hasta que me lo crea «no existe la muerte, solo cambian las condiciones de vida».


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016