sábado, 08 agosto 2020
04:12
, última actualización
La vida del revés

Hay que vacunarse contra todo lo que sea posible

Fernando Simón ha anunciado que podría haber alguna vacuna contra la Covid-19 preparada antes de final de año y eso es, sencillamente, una excelente noticia. Los negacionistas de la utilidad de las vacunas deberían dejarlo ya; su postura resulta impresentable y rebosa ignorancia pr los cuatro costados

Image
01 ago 2020 / 21:44 h - Actualizado: 02 ago 2020 / 11:09 h.
"Opinión","La vida del revés","Coronavirus"
  • Foto: EFE
    Foto: EFE

Mi hermano Antonio sufrió la poliomelitis. La vacuna se había inventado muy poco antes de que él naciera y se contagió como muchos niños en aquellos momentos. Sufrió parálisis en las piernas y eso no le permitió tener una vida feliz. Supongo que mis padres hubieran dado cualquier cosa por haber tenido aquella vacuna a tiempo. El caso es que, hasta el último día de su vida, pasar por este mundo fue para él una catástrofe.

Ahora, la poliomelitis es una enfermedad controlada y en muchos lugares del mundo prácticamente erradicada. Como otras enfermedades.

Es un disparate que algunos eleven la voz para decir que esto de las vacunas es inservible o que es mejor esperar por si los científicos están equivocados, que si se tiene que morir alguien probando las nuevas vacunas que sean los inventores. Es una temeridad decir algo así en un medio de comunicación o convocar una concentración en la que se niega la utilidad de las vacunas. Es una irresponsabilidad.

Espero que las vacunas estén listas lo antes posible. Los científicos están haciendo un trabajo maravilloso y necesario. Espero que sean varias las que lleguen al final durante los próximos meses. Así el número de dosis podrá ir cubriendo las necesidades de millones de personas con rapidez.

Ya hemos tenido un número de muertos que resulta insoportable. Y lo que menos necesitamos es a iluminados y graciosos que deciden vomitar la primera chorrada que se les ocurre para ser leídos o escuchados o seguidos en redes sociales.

Habrá que vacunarse. De la gripe y, cuando se pueda, de la Covid-19. Y habrá que tener la delicadeza de reconocer a los científicos que hacen un trabajo formidable, que gracias a ellos hemos sido capaces de progresar de una forma inimaginable hace unos cientos de años, que son necesarios y que nos permiten vivir más y mejor.

Celebremos la inteligencia, el trabajo, la perseverancia, la voluntad de hacer lo mejor para el ser humano y la convicción que tienen los científicos en lo que hacen. Si los seres humanos estamos en este mundo para cuidar unos de otros, los científicos son el claro ejemplo de que eso es, sencillamente, una bendición.


  • 1