Hipatia de Alejandría...

Image
07 mar 2018 / 21:57 h - Actualizado: 07 mar 2018 / 23:26 h.
"Habla, Sevilla"

Hoy es el Día Internacional de la Mujer Trabajadora o –también denominado– el Día Internacional de la Mujer; ello es así desde que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) lo institucionalizó allá por el año 1975 fundamentalmente para luchar en favor de la igualdad con el hombre.

Pero no pensemos que esta lucha es cosa de unos años arriba o abajo. Ya en el siglo IV nos encontramos una de la mujeres que –quizás sin ser consciente– más luchó, más reivindicó y más mostró. Y lo hizo de la mejor manera posible, enseñando sus virtudes, sus conocimientos en astronomía, matemáticas, filosofía, y además una mujer que destacó por su libertad de pensamiento y la autonomía de la misma.

Precisamente me parece digno de mención que la fecha de su muerte (desgraciadamente asesinada brutalmente) fue el 8 de marzo del año 415, un 8 de marzo que –1603 años después– se celebra el día de la mujer, el de todas las mujeres, y también el de una de las primeras, Hipatia de Alejandría.

A lo largo de la historia se ha evolucionado mucho y bien, desde la época clásica, hasta la Revolución francesa pasando por los movimientos obreros del XVIII y XIX; la clave consiste en que esa evolución sea imparable. Creer firmemente en la igualdad entre hombres y mujeres es algo –afortunadamente– superado por muchísimas personas, ¡estaría bueno a estas alturas!, lo que me entristece e indigna es que haya todavía muchos hombres que no lo vean así en muchas partes del mundo. Las mujeres y los hombres somos iguales y diferentes al mismo tiempo, es más, sólo hay una cosa en la vida que puede hacer una mujer y no un hombre, y ello es algo tan importante como bonito, darnos la vida a todos?

La mejor igualdad es aquella que no se politiza, que se basa en el día a día, la que se enseña a los menores, la que se pone en práctica siempre, en todo momento y en todo lugar?

Mientras tanto, ¡sé feliz! ~


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla