domingo, 16 mayo 2021
08:18
, última actualización
La Gazapera

Hoteles flamencos por el mundo

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
17 abr 2021 / 09:38 h - Actualizado: 17 abr 2021 / 08:40 h.
"La Gazapera"
  • Hoteles flamencos por el mundo

Ayer me reuní con dos empresarios sevillanos que andan preparando un proyecto muy importante que tiene que ver con el flamenco y la importancia de que este arte sea nuestro, andaluz, aunque sea ya del mundo entero desde hace mucho más de un siglo. El proyecto es tan interesante y de tanta envergadura, que promete. Lo de que los flamencos trabajen también en hoteles es muy antiguo, pero ellos quieren ir más allá de eso. Quieren que haya en el mundo hoteles flamencos. Que cuando decenas de miles de personas de fuera vengan a Andalucía para disfrutar de este arte único se puedan alojar en un hotel cuyo nombre sea el de un palo del flamenco, de un viejo café cantante o un artista de los históricos. Y que en ese hotel todo huela y sepa a flamenco, desde la recepción al restaurante, pasando por la bodega, las habitaciones o el parking. Que alguien pueda dormir en la habitación Maestro Otero, Maestro Pérez o Silverio Franconetti. Que pueda asistir a cursos de baile, cante y guitarra, cajón o historia. Que en ese mismo hotel pueda ver desfiles de moda flamenca, escuchar una soleá o unas malagueñas, ver una exposición de pintura o fotografía flamencas, asistir a una conferencia sobre cómo era el flamenco a mediados del XIX o comerse una berza gitana o un sopeado al estilo de Frijones. Por supuesto, el hotel podría tener una tienda en la que los clientes se pudieran llevar un traje de flamenca de marca, la réplica de un cartel de Silverio o la Niña de los Peines, una guitarra de Reyes o Barba, un buen libro o un buen disco. No debería faltar un experto que haga visitas guiadas a los barrios flamencos para que supieran dónde estuvieron los cafés de Silverio, Juan de Dios o el Burrero, o dónde tuvieron sus academias de baile Manuel y Miguel de la Barrera, Félix Moreno o la Campanera. Suena a locura, ¿verdad? Dice cosas este loco/ que no saben a cordura/ pero a locura tampoco. ¿Y por qué no? ¿Se imaginan que haya un hotel flamenco en cada ciudad importante del mundo, en Tokio, Londres, Moscú o La Habana? Hay que ser unos empresarios muy apasionados del arte jondo, y de Sevilla, para pensar en algo así. No es fácil la empresa y harían falta inversores que creyeran en el proyecto. De los gobernantes ni hablamos, claro. Sevilla no tiene nada, solo la Bienal y está para que le den un caldito. Si quieren sea sincero, este proyecto me parece una pasada.


Edictos en El Correo de Andalucía