jueves, 02 diciembre 2021
08:04
, última actualización
La Tostá

Isabel Díaz Ayuso me pone...

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
10 nov 2021 / 06:36 h - Actualizado: 10 nov 2021 / 06:44 h.
"La Tostá","Isabel Díaz Ayuso"
  • Isabel Díaz Ayuso me pone...

Desconozco cuántas personas vieron ayer a Isabel Díaz Ayuso en El Hormiguero, pero anoche mismo me llamaron ocho o diez amigos para preguntarme que si la había visto. Ninguno vota a la derecha. Claro, cómo me iba a perder el espectáculo. La presidenta de la Comunidad de Madrid me pone, pero solo las pilas. Tiene casi todo lo que me gusta de un político: personalidad, valentía, carácter, raza y sinceridad. Me pone que no se arrugue ante los ataques de la extrema izquierda y los medios que le bailan el agua. Se dice que hurgan ya en su pasado, en su vida, para ver cómo se la pueden cargar, quitar de en medio, eliminarla. No me extrañaría nada, porque es una bomba. Tampoco me extrañaría que haya ya un plan en su propio partido para que se dedique solo a Madrid y no piense en otra cosa. Pablo Casado debería rendirse a la evidencia y dejarle el camino libre, porque él lo tiene crudo ante un Pedro Sánchez que no está por la labor de soltar el Falcon. Y como va a manejar billetes, en dos años volvería a ganar aunque para ello tuviera que pactar con el diablo, algo que se le da muy bien porque no tiene escrúpulos. Con Ayuso no podría, pero no es el momento de la presidenta madrileña, sino el de Casado, que si no se echa en los brazos de Abascal no tendrá ninguna posibilidad y parece que no acaba de estar convencido de ello. Perderá en las generales y sería entonces cuando el nuevo fenómeno de la política patria, Ayuso, daría el campanazo. Anoche me tragué la entrevista de Pablo Motos y analicé con todo detalle a la mujer que puede ser la primera presidenta de un gobierno en España. No soy brujo, pero hay algo en sus ojos que me preocupa, que tiene que ver con la estabilidad emocional y su control. Miré en el fondo de esos ojos inquietos, espabilados y jaraneros, que parece que bailan un chotis, y sentí escalofríos. Será porque estaba nerviosa, aunque acabó relajada y brillante. Me pareció espectacular cómo fue capaz de adivinar un puñado de canciones de música española con solo escuchar la primera nota o el primer acorde, apenas dos segundos de cada pieza de pop español. Me han preguntado muchas veces que si de vivir en Madrid la votaría y, aunque solo sea por joder, digo que sí, que por primera vez votaría a un candidato de la derecha. Estoy hasta el gorro de esta falsa izquierda de ropa cara que me ha quitado las ganas de votar.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla