lunes, 18 octubre 2021
00:00
, última actualización
Tribuna

José Ramón de la Morena y el síndrome del pívot del Fuenlabrada

Image
04 jun 2021 / 04:00 h - Actualizado: 04 jul 2021 / 04:00 h.
"Tribuna"
  • José Ramón de la Morena y el síndrome del pívot del Fuenlabrada

TAGS:

Mi padre siempre encadenaba las tardes de Domingo con el Butanito. Ese carrusel deportivo en su Dyane 6, en el que era inevitable un hormigueo como una tupida lluvia cuando el primer gol de cada jornada siempre lo encajaba el Betis.

José Ramón de la Morena, se ha despedido esta semana de Onda Cero, y yo diría que más que decir adiós, ha sido la Cadena la que lo ha pasaportado. Ahora como dice el propio locutor, podrá calentar biberones y hasta poner pañales...

En su despedida no oteé deportista alguno. Con García, seguro nos hubiéramos regocijado con Perico Delgado, Clemente, Poli Díaz y hasta Angel Villar. Joserra solo tuvo por compañía en el banquillo a Roberto Gómez, que no hacía más que sonreír como complacido ante el rictus solemne del fenecido. Eché de menos a Toni Nadal, -siempre tan presto- amortajándole en su sepelio como aquellas plañideras que lloraban, antes de retornar al burdel.

No hay nadie que se precie que no haya esquivado su oratoria en el dial, que recordaba la de aquellos perfumeros de Méjico, cuyas fragancias de mono aullador aseveraban incrementar la virilidad.

Un periodista de este mismo medio, sufrió la admonición de despido, al no someterse a sus designios en la Davis de 2.011.

Y es que nada nos puede sorprender de quien empezó tatareando a Sabina, acabó negando al Alcalde socialista encarcelado de Estepona y ha terminado jurando votar a Ayuso. Debe ser que el césped artificial de Brunete se degrada mucho...

Lo noté -aunque nunca me gustaron los funerales- con la mandíbula aflojada y hasta la mirada ida, gesto inconfundible de quien no tiene en que pensar, o más bien, nada bueno sobre lo que reflexionar.

Joserra se va con varios complejos. El primero, el pívot de color del Fuenlabrada, que el tamaño y la altura sí importan. Y fíjense si ha sido sumiso que hasta llegó a agasajar, sin saber que había hasta compartido, a Cayetano de Alba.

Pero no se preocupen con él. Se queda con un Pabellón, que lleva su nombre, naturalmente en Estepona. Y es que en el Sur somos así, porque en Brunete aún no se han atrevido. Me cuentan que el hijo del Fiscal General del Estado, Miguel Cardenal, le prometió un carguito para cuando fuera nombrado Ministro por Rajoy. Lástima que el yerno de Oscar Alzaga fuera imputado y volase.

De la Morena es el cuñado que todos quisiéramos tener. Deja a sus hijas bien colocadas y en sitio de provecho... La Liga. Será por eso que también eché en falta a su patrón, (Tebas), aunque me dicen que cada vez que éste aparece, la audiencia disminuye, al contrario que la Superliga.

Yo quiero aportar mi granito de arena en su adiós. Como argüía Polanco, todo periodista que se precie, ha de ser un “puto”, o eso decía y él no ha defraudado... Siempre nos quedará su título nobiliario de “Bizconde” de Brunete, en palabras de Javi Clemente. En fin, mutis por el foro y ni una lágrima, no sea que se nos tuerzan los ojos como a él.

Un hombre, apenas un hombrecillo, ra, ra, ra...


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla