Kim Jong-un se pone la mascarilla y cierra Corea del Norte a cal y canto

Image
12 may 2022 / 17:46 h - Actualizado: 12 may 2022 / 17:53 h.
"Opinión","Vacunas","Pandemia","Coronavirus","Kim Jong-un"
  • Kim Jong-un se pone la mascarilla y cierra Corea del Norte a cal y canto

Kim Jong-un ha decretado el estado de emergencia máxima en Corea del Norte. Parece ser que un brote de Covid-19 se ha detectado en Pionyang y que el líder norcoreano ha reunido a todo lo que se mueve para cerrar el país de norte a sur, de este a oeste. Como si no hubiera estado así desde 2020; como si antes de la pandemia Corea del Norte hubiera sido el referente del turismo mundial. ¿Qué quiere decir el líder norcoreano, que van a echar un toldo inmenso que tape todo el territorio o algo así? En fin, esto no se puede comprender.

Las noticias que llegan desde Corea del Norte son pocas, como de costumbre, aunque todo indica que Kim Jong-un tiene liada la mundial. No han vacunado a nadie, no han querido recibir ayuda externa, la variante de Omicrón que les afecta puede ser contagiosa a más no poder y una vez iniciado el brote su desarrollo es imprevisible y, siempre, terrible. Si algo hemos aprendido en el mundo entero es que este virus es traicionero, mortal y capaz de descomponer el sistema sanitario de un país en cuestión de días. La que les viene encima a los norcoreanos es de traca.

Conociendo el percal, los responsables de cuarentenas norcoreanos lo tienen crudo. Ya se les ha señalado y se les ha tildado de inútiles. Serán castigados, sin duda. Pero también lo tienen claro todos los norcoreanos. Un confinamiento estricto en ese país debe ser una cosa de película de terror.

Junto a Eritrea, Corea del Norte no ha reportado una sola inoculación de vacunas contra la Covid-19. Eso si, misiles lanzan a todo meter. Desde bosques, desde submarinos, dirigidos al mar de no sé dónde, apuntando a un islote perdido... No se habían reportado casos de Covid-19 desde el país asiático. Tampoco lo harán ahora. Pero noticias estúpidas e imágenes del sátrapa Kim Jong-un dando paseítos mientras le aclaman cientos de personas vestidas de uniforme haciendo gestos patéticos, tenemos a barullo. El país más aislado del mundo está en peligro y dependen de un sujeto al que aplauden aunque haga las cosas al revés. Menudo panorama tienen los pobres norcoreanos.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla