sábado, 18 septiembre 2021
15:57
, última actualización

La Covid-19 sigue matando y nosotros a lo nuestro

Image
11 ago 2021 / 12:33 h - Actualizado: 11 ago 2021 / 12:40 h.
"Opinión","Pandemia"
  • La Covid-19 sigue matando y nosotros a lo nuestro

Los ciudadanos de a pie hemos aprendido mucho durante estos últimos 18 meses. No somos epidemiólogos, ni virólogos, pero hemos sufrido, nos hemos contagiado, hemos llorado la muerte de familiares y amigos, o hemos logrado escapar del contagio a base de cuidado extremo y de seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Sin ser sanitarios o científicos, casi todos, hemos sacado nuestras propias conclusiones según ha ido pasando el tiempo.

En Andalucía, e imagino que en el resto de España habrá pasado lo mismo, la quinta ola ha sido enorme porque en las calles y en las casas no se ha tenido cuidado alguno.

Llevo unos días disfrutando de la costa malagueña. En Estepona dan ganas de regalar un globo a los dos o tres que llevan mascarilla mientras caminan por la calle. En Marbella ni un solo extranjero (y si digo ni uno solo es ni uno solo) usa la mascarilla. La distancia social es inexistente y si no hay más contagios es porque el virus comienza a no tener salidas. De las actitudes en las playas ni hablamos.

Hemos perdido los papeles y conviene recordar que en Estepona, hace unas horas, ha muerto una cría de 20 años a causa de la Covid-19; que en las residencias de ancianos el SARS-CoV-2 vuelve a la carga sin compasión; que los hospitales siguen soportando una presión muy importante y que las UCI’s pueden colapsar si la cosa empeora un poco más.

El mensaje que se ha enviado a los jóvenes españoles invitaba a dejar de tener cuidado con el coronavirus. El mensaje que han recibido los jóvenes fuera de España ha sido que aquí se vive la vida y que cada uno hace lo que le sale de allí mismo. El mensaje que hemos recibido todos es que hacer vida normal no está mal y que esto está apunto de acabarse y, por eso, todos hemos decidido que la cosa no va con nosotros.

Es normal que Andalucía soporte datos insoportables. Es normal que la pandemia siga causando estragos porque se lo estamos dejando a huevo al dichoso virus. Y es normal que esto no termine de solucionarse en todos los ámbitos porque nos hemos vuelto completamente locos. Despreciamos la vida. Sí, la despreciamos porque de no ser así estaríamos teniendo una actitud distinta.

En fin, que esto es lo que tenemos y no hay más que mirar alrededor para saberlo.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla