domingo, 09 agosto 2020
23:03
, última actualización
El Mirador

La crispación ciudadana, llega al centro de salud de Lebrija

Image
02 ago 2020 / 19:12 h - Actualizado: 02 ago 2020 / 04:00 h.
"El Mirador"
  • Centro de Salud Ntra. Señora del Castillo de Lebrija. / Google Maps
    Centro de Salud Ntra. Señora del Castillo de Lebrija. / Google Maps

TAGS:

Lo vemos a diario, estamos pasando por unos momentos difíciles donde nada funciona como debiera y la paciencia por parte de los ciudadanos se acaba día a día. Miedo a la enfermedad, preocupación en los entornos laborales, falta de liquidez para afrontar el mes y así podríamos estas mucho tiempo. Les traigo hoy domingo un caso que ocurrió esta semana en la localidad de Lebrija y que me traslada el sindicato medico SMS, de Sevilla en la sección de la zona de la población que le citaba.

El Centro de Salud Ntra. Señora del Castillo de Lebrija, el único de la población: una facultativa fue agredida verbalmente por una paciente. La agresora se acercó al centro de salud solicitando cita urgente... para realizar un trámite administrativo. Pese a la situación de saturación en la atención mixta (telefónica y presencial para casos que así lo precisan) debido al escenario COVID-19, se le permitió a la paciente que la médica realizase dicho trámite. Sin embargo, el pasado jueves, la paciente regresó al centro porque había una errata en el documento oficial y exigía la corrección inmediata.

Con una demora asistencial de casi 15 días debido a la nula cobertura estival en el centro, lo que provoca un estado de tensión cada vez más creciente entre la población, la facultativa le comunicó que no podía realizar el trámite en ese momento dada la saturación en consulta. Ante esto, la paciente decidió entrar en la misma y comenzó a insultar a la facultativa, saliendo poco después con un portazo. La médica, que ha contado con el apoyo del delegado del Sindicato Médico de zona, interpuso la preceptiva denuncia por insultos y agresión verbal.

Lamentablemente, este suceso no es un caso aislado, es el día a día en este centro, según informan trabajadores de allí. Un centro que no cuenta ni siquiera con un vigilante de seguridad y que sufre, por si fuera poco, los efectos de un bulo local que asegura que permanece cerrado, cuando la realidad es que la atención médica se realiza, como dicta el protocolo oficial, de forma telefónica y presencial. El ambiente en el Centro de salud de Lebrija es irrespirable desde hace más de dos años, y rara es la semana en la que no se producen agresiones o amenazas verbales. Hace un mes, un paciente, que unos meses atrás ya agredió a un facultativo del centro, volvió a las andadas y amenazó de muerte a un administrativo y a un celador.

Desde el Sindicato Médico exigen mejoras en las medidas de seguridad del Ntra. Señora del Castillo, hasta ahora desoídas. La dirección del área, por su parte, ha decidido, con el objetivo de evitar más incidentes, dar un trato de favor a este tipo de pacientes reincidentes, accediendo a sus injustas peticiones, aunque se salten protocolos o listas de espera. Esta es la realidad de un Centro de Salud de Sevilla. Pero podrimos narrar muchas más, las cosas están calientes y los ciudadanos nos exaltamos ya a la mínima, no estoy de acuerdo con las malas formas y modales, pero alguna solución habría que buscar y eso lo veo un poquito complicado. Queridos lectores, esto es lo que nos toca vivir, hoy un centro de salud, mañana será otro lugar.


  • 1