lunes, 29 noviembre 2021
11:28
, última actualización
Los medios y los días

¿La derecha andaluza ya mola?

Image
16 nov 2021 / 04:00 h - Actualizado: 16 nov 2021 / 04:00 h.
"Los medios y los días"
  • El presidente de la Junta, Juanma Moreno. / María José López - E.P.
    El presidente de la Junta, Juanma Moreno. / María José López - E.P.

Otro sondeo, del diario La Razón, augura una buena subida del PP en Andalucía y mayoría absoluta si cuenta con Vox. Hace tiempo escribí aquí mismo que Moreno Bonilla no tenía que darse prisa en convocar elecciones sino que era preferible seguir demostrándole a los andaluces que derecha no tiene por fuerza que ser igual a señoritismo y privatizaciones. Me alegro de que mi comentario coincidiera con su conducta, ahora ya es otra cosa, no sé qué hará la derecha en el futuro pero como yo en estos momentos estimo que para que me gobierne una falsa izquierda dividida prefiero a los señores que entienden de mercado y que están más en la realidad, me congratulo de que la actual Junta muestre una cara de sencillez y de dedicarse a dar trigo en lugar de a predicar y organizar algaradas que son los coletazos del siglo XIX de los que la izquierda está presa y de ahí no sale.

Por supuesto no votaré derecha por razones intelectuales y menos a la izquierda, soy abstencionista desde hace bastantes años y así seguiré, por el momento. Conservo mi derecho a opinar porque la abstención es una postura democrática y racional como otra cualquiera. La derecha andaluza, si vence en 2022, me tendrá que demostrar que está más cerca del liberalismo de rostro humano, de la ética de Adam Smith, de Keynes e incluso del humanismo cristiano, que de la salvajada que ha justificado a lo largo de la historia las revoluciones comunistas y que las sigue justificando. El comunicador Carlos Herrera, desde la COPE, calificó ayer de “criminal” al régimen cubano. Jiménez Losantos era más rotundo todavía, este hombre saca la bilis que lleva dentro con su obsesión patológica anticomunista, llamó desde la Cope a Hugo Chávez el gorila rojo y le deseó la muerte. Herrera, ayer, definió a las cinco mujeres políticas que se reunieron en Valencia como las Spice Girls. Menudos elementos mantiene la Iglesia en sus ondas con tal de agarrar dinero. Claro que su línea editorial es similar. Vaya la institución que va a hablar de malos, malignos y criminales. Pero dejemos este asunto, el caso es que yo no votaré a este personal que se lo ha montado de lujo yendo contra el evangelio y predicando desde la misma casa de quienes se autoproclaman seguidores de quien inspiró ese evangelio. A mí no me gustan las mujeres políticas que se reunieron en Valencia, pero son una muestra de algo imparable: la movida feminista y su derecho a intentar arreglar el mundo a su manera que ya veremos cuál es porque hasta ahora me parece una simple mimesis de lo que ha hecho y hace el varón.

El desastre de la izquierda me ha llevado a desear que una Junta de Andalucía trabajadora y sin aspavientos, representada por Moreno Bonilla, me caiga bien y merezca su oportunidad. No va por ahí haciéndose la víctima continuamente como otros gobiernos autonómicos ni hablando de comunismo o libertad; trabaja, hace lo que puede, se equivocará o no, pero tampoco ofrece el espectáculo de un Juan Espadas demostrando que sin el partido no es nada, no tiene oficio ni vida profesional, no puede dar el portazo e irse a su trabajo si lo acosaran, no, tiene que buscarse acomodo en ese cementerio de elefantes que es el Senado que ya no es la cámara de los más mayores, los senadores, de senectud sabia y poderosa, sino el cajón de sastre donde terminan fracasados que han pasado por el mundo político sin pena ni gloria. Qué lástima de institución y qué lástima de dinero que tiramos manteniéndola. A ver si en 2022 vence la derecha e intenta sacarnos de esa cola socioeconómica en la que estamos, acompañados por extremeños y canarios. Uno de los graneros y de las viñas del imperio romano, la cuna del Califato de Córdoba, la Corte de Alfonso X El Sabio, el intento de que España se sumara a la modernidad, representado por Las Cortes de Cádiz, así, arrumbada en nombre del progresismo. A ver qué pueden hacer ahora los malos de la película, las derechas. Eso sí, yo no me confiaría con los sondeos y menos si proceden del diario La Razón que es de la cuerda, creo que eso no hace falta decírselo al señor Moreno Bonilla. Pero por si acaso.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla