domingo, 20 junio 2021
21:06
, última actualización
La Gazapera

La desidia de la Junta con el flamenco

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
05 jun 2021 / 09:46 h - Actualizado: 05 jun 2021 / 08:50 h.
"La Gazapera"
  • Patricia del Pozo.
    Patricia del Pozo.

Reconozco que creí a la nueva consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, cuando llegó al cargo y dijo que el flamenco sería una de sus prioridades. Será por eso que tanto el Instituto Andaluz del Flamenco como el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco, de Jerez, siguen sin director. Y también que les hayan recortado considerablemente la subvención a las peñas flamencas, que si bien no hay que mantenerlas y pagarles sus actividades, al ser entidades privadas, al menos ayudarlas para que emprendan proyectos comunes, y 60.000 euros para 400 peñas en toda Andalucía, sinceramente, es una limosna. Eso, y más, se llevan algunas veces para sus proyectos los artistas que prácticamente viven de las subvenciones, gobierne quien gobierne, y ahí está el BOJA.

De verdad que esperaba algo más del nuevo Gobierno y no porque sea votante de la derecha o porque les tenga simpatía al Partido Popular o Ciudadanos, sino porque criticaron bastante al Gobierno anterior, que con sus errores, al menos cogió el toro por los cuernos en lo que al flamenco se refiere y apostó bastante por él, entre otras cosas porque estaba todo por hacer. Esperaba del nuevo Gobierno que pusiera orden en el Instituto Andaluz del Flamenco, un nido de enchufados del Partido Socialista que no sirve casi para nada. Y, desde luego, que potenciara el Centro Andaluz de la Documentación del Flamenco, de Jerez, porque hace más falta que nunca y sigue abandonado, y por el que pasaron directores y directoras de nefasto recuerdo, como Olga de la Pascua, que no sabía nada de flamenco, ni le interesó jamás, o el cantaor Calixto Sánchez, que solo buscó contratos.

El nuevo Gobierno de la Junta lo tenía fácil porque el anterior lo hizo rematadamente mal en los últimos años, pero hasta el momento no ha hecho nada que merezca la pena ser resaltado. ¿Quién o quiénes asesoran a la consejera de Cultura, si se puede saber? A todo esto, y ya para terminar, María de los Ángeles Carrasco, la que fuera directora del Instituto Andaluz del Flamenco, sigue cobrando su sueldo sin trabajar. ¿No se podría aprovechar su experiencia en la gestión al frente del Instituto, en alguna parte? Lo digo porque cobra un buen sueldo y hay artistas que tienen que pedir para comer o pagar la hipoteca.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla