Menú
Desvariando

La España amuermada

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
23 jul 2022 / 09:54 h - Actualizado: 23 jul 2022 / 09:57 h.
"Desvariando"
  • El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda a los vecinos del pueblo tras la visita del Puesto de Mando Avanzado de Viloira. Rosa Veiga / Europa Press
    El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda a los vecinos del pueblo tras la visita del Puesto de Mando Avanzado de Viloira. Rosa Veiga / Europa Press

El Gobierno no para de pedirnos que ahorremos energía, que entendamos la grave situación económica y social y que seamos buenos ciudadanos, pero luego le van a dar 123. 772 euros al año Lilith Verrstrynge, la amiga de Pablo Iglesias, recién nombrada Secretaria de Estado para la Agenda 2030, que no sabe ni hablar. Ahora, nadie pide el regreso de la República con más energía y ardor guerrero que ella. No sé si recuerdan la que liaron en la izquierda pija cuando se supo que la hija de don Amancio, Marta Ortega, presidiría Inditex, para lo que se había preparado desde abajo. O cuando la ahora ministra de Igualdad, Irene Montero, dijo que “colocar a los amigos en puestos de responsabilidad, simplemente por ser amigos, puede ser algo legal pero no deja de ser corrupción”. Lo dijo quien pasó de cajera a ministra de España en un santiamén por ser la amiga de El Coletas. ¿Qué méritos ha hecho esta chica, la Werrstyinge, para ocupar ese cargo y ganar esa pasta? Tenemos que tener cuidado con estos desequilibrios de ceses y nombramientos, porque que en tres o cuatro días se nos haya ido la ilustre Adriana Lastra, en lo que ha sido una preocupante e inesperada fuga de talentos, y hayamos colocado Liliht la Republicana, es peligroso para la estabilidad social y política del país. Supongamos que al pueblo le da por decir hasta aquí hemos llegado, que se niega a pagar impuestos o ahorrar gas y luz, y que le mete fuego a todo. Total, España lleva semanas ardiendo como nunca, que esa es otra. Menos mal que tenemos el AVE de Extremadura-Madrid para escapar del fuego, que vuela por la España más europea y avanzada, aunque lleve cuatro días llegando con retraso a Atocha. Les iba mejor a los extremeños con el tren de madera, el que cogía Silverio Franconetti para llevar artistas a Badajoz desde Ciudad Real, donde lo dejaba la diligencia del sanluqueño Evaristo. No es por alarmar, pero todo huele a quemado. Menos mal que estamos amuermados, que si no se iba a ver un ejemplar.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos