martes, 11 agosto 2020
19:23
, última actualización
La Tostá

La Junta y el flamenco

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
16 ene 2020 / 09:07 h - Actualizado: 16 ene 2020 / 09:12 h.
"Televisión","Flamenco","Arte","Impuestos","Radio","La Tostá","Semana Santa","Canal Sur"
  • Foto: EFE
    Foto: EFE

Sin haber votado jamás a ninguno de los partidos que gobiernan ahora en Andalucía, al parecer bastante bien, celebré el cambio porque estaba cansado de mangantes, enchufismo y señoritos que se llamaban de izquierdas. Pero estoy esperando a ver qué hacen con el flamenco, que es lo que me interesa por encima de casi todo. Abrigo la esperanza de que Patricia del Pozo, la responsable de Cultura, que ha vivido el ambiente jondo en su casa, al ser hija del mejor aficionado de Sevilla, don Jaime del Pozo, se esfuerce en que nuestro arte tenga el apoyo que merece por lo que aporta a Andalucía. Y una de las cosas que espero es que Canal Sur empiece a tratar bien el flamenco, sobre todo en la televisión, donde pocas veces ha sido bien tratado. Recuerdo aún con sonrojo cuando le daban un espacio a cualquiera, como a José Luis Montoya o Lalo Guerrero, este último enchufado por el mítico Salvador Domínguez, de nefasto recuerdo. Montoya hasta cantaba en el programa emulando mal a Caracol, y Guerrero actuaba siempre como si estuviera en una fiesta rociera de esas de Juan Badía, el de los jamones de pellizco gitano. Grandes críticos musicales del mundo se quedan pasmados cuando vienen y ven que en la tierra del flamenco la televisión pública de la región no tiene un programa fijo y de altura. En cuanto a la radio, donde siempre hay un espacio dirigido por Manuel Curao, además del canal Flamenco Radio, denunciamos hace ya algún tiempo que dieran en diferido, en su mayoría, los festivales de verano que presenta el citado periodista. Esos festivales eran grabados, o muchos de ellos, por un conocido aficionado de La Algaba al que le daban una grabadora, como si Canal Sur no tuviera técnicos cualificados para esa labor. Supongo que la Junta intentará al menos que el flamenco sea bien tratado en esa casa, que mantenemos entre todos los andaluces con nuestros impuestos. Luego están la prometida Ley del Flamenco y el tema de las peñas flamencas andaluzas, que le interesan a la consejera de una manera importante, según ha dicho en reiteradas ocasiones. Despolitizar las peñas sería una labor necesaria, ahora que va a haber nuevo presidente en la Federación de Entidades Flamencas de Sevilla, responsable número uno de esa lamentable politización. Le hemos dado tiempo a Patricia del Pozo para ver qué nos traía de nuevo, pero parece que hay poco movimiento con lo jondo en la Junta. Menos mal que Ricardo Pachón ya acude a su despacho del Instituto Andaluz del Flamenco, del que la consejera dijo que “es una persona imprescindible en el flamenco”. En fin, que antes de que lleguen la Semana Santa, la Feria y el Rocío, donde todo se diluye, sería deseable que doña Patricia nos dijera qué hay de lo nuestro, de lo suyo, de lo de la Junta con el arte flamenco. Que estamos ya un poco cansados de que nos tomen el pelo.


  • 1