miércoles, 21 octubre 2020
08:16
, última actualización
Los medios y los días

La Justicia es para el poder

Image
17 oct 2020 / 14:39 h - Actualizado: 16 oct 2020 / 14:41 h.
"Los medios y los días"
  • La Justicia es para el poder

Pero, vamos a ver, ¿qué jaleo se trae Estepaís con la Justicia? Todo poder político desea abarcar el mayor porcentaje de control sobre el resto de los elementos sociales, esto es, sobre los medios de comunicación, sobre la gente en general, sindicatos, empresarios, fuerzas armadas y sobre la Justicia, por supuesto. Otra cosa es que quiera hacerlo y otra que lo consiga. Pero si quiere hacerlo y puede, lo hace, para eso es el poder ejecutivo, para ejecutar. Entonces, ¿por qué tanto escándalo porque este poder ejecutivo a lo Frankenstein que tenemos desee controlar más y mejor la Justicia? ¿Qué es lo que ha estado haciendo el dúo PP-PSOE desde que estamos democratizados? Repartiéndose el pastel justiciero. ¿Qué hemos visto en Sevilla con los ERE? Una jueza que parecía del PP y otra que parecía del PSOE, cada una haciendo su trabajo en consecuencia. Algunas veces hacer ese trabajo significaba no hacerlo o ir lentito, lentito, y entonces salían otros jueces a defenderlas o a decirles que fueran más rápido.

Jueces conservadores, jueces progresistas, estamos acostumbrados a esas expresiones y por tanto a contemplar que la estatua de la Justicia no tiene velos en los ojos y a nosotros los curritos de a pie hace tiempo que se nos cayó la venda también. Los velos de la justicia acaso sean demasiado transparentes. Lo de los jueces progresistas y conservadores es totalmente cierto, es de lo que se habla cuando estás de pleitos, a ver qué juez nos toca.... A mí eso me suena a que el reparto PP-PSOE conlleva una movida que se resume en: “Se necesita juez o jueza progresista o progresisto para alto tribunal de esto o de lo otro”. “Se precisa juez de orden y misa diaria para servir a la patria”. O bien a una reunión en las altas esferas políticas entre ambas formaciones donde unos se dicen a otros: mis jueces son estos y los tuyos estos, ¿vale? Vale, adelante, quedan nombrados.

“La Justicia es lenta pero segura e implacable”, es otro dicho que estoy harto de oír. ¿Y por qué es tan lenta? ¿Sólo porque falta personal? Es tan lenta porque los mismos que han ido inventando la justicia durante siglos para defenderse de ellos mismos -o sea los segmentos más poderosos de la sociedad- también han ideado cantidad de caminos, recovecos, subterfugios, apelaciones, papeles para acá o para allá, luego de nuevo para otro lado y mientras tanto la casa sin barrer y cuando se barre con frecuencia se hace en la piel de uno o varios cabezas de turco. La justicia tal y como la conocemos oficialmente existe para proteger al fuerte frente al fuerte cuando se pelean entre ellos y mientras un asunto se resuelve se producen miles de hechos a los que no tenemos acceso y que influyen en el resultado final. La gran mayoría de los ciudadanos debemos rezar para no caer en un follón judicial y, ahora, para no ponernos enfermos tampoco, a la hora de la verdad tenemos el culo al aire.

Si esto es así, no debe extrañarnos que el nuevo gobierno y sus aliados estén haciendo lo que están haciendo, cualquier poder necesita para intentar mantenerse arriba controlar los medios de comunicación y la justicia. Antes lo hacían el PP y el PSOE delante de nuestras narices, ahora pretenden hacerlo Podemos, el PSOE de Pedro Sánchez, que por ahora tiene poco que ver con el de Felipe González, y todos sus adláteres. Estamos en una fase de cambio sustancial en España, la cosa no ha hecho más que empezar.

Ah, ¿que qué pasa con Montesquieu? Hermanos y hermanas, el papel y la pantalla son muy sufridos, si alguien de ustedes me paga bien y puedo liquidar mi hipoteca, mañana le doy un tratado original, inédito, de mi puño y letra, sobre cómo se arregla el mundo. En un par de horas, como mucho, está listo.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016