La justicia tiene un camino...

Image
09 may 2018 / 22:41 h - Actualizado: 09 may 2018 / 23:41 h.
"Habla, Sevilla"

Mitilene, capital de Lesbos, se convertía en la ciudad de la justicia con mayúsculas, cuando tres bomberos sevillanos (pertenecientes a la ONG Proem–Aid) eran absueltos de todos los delitos que se les imputaban, y eso que se les acusaba de –entre otras cuestiones– presunto tráfico de personas por rescatar a personas inmigrantes y se enfrentaban a una condena de hasta diez años.

Parece que fue hace poco tiempo cuando un 14 de enero de 2016 estos tres profesionales realizaban labores de rescate humanitario de refugiados, de personas que necesitaban ayuda, y que –sin explicarse aun como– se vieron sometidos a dos días de calabozo y 5.000 euros de fianza. Me gustaría resaltar dos cuestiones en todo este proceso; una, que lo hicieron para salvar vidas en el Mediterráneo, y dos, que es lo que más me enorgullece, que lo volverían a hacer pese a saber el calvario personal que han padecido, como así lo han declarado tras la absolución en el juicio.

El político y pensador Mahatma Gandhi llegó a afirmar que «no se nos otorgará libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna». Estas tres personas que recordarán lo sucedido mientras vivan, que escrito sea de paso han contribuido a dar un gran salto de calidad entorno a la ayuda humanitaria en el mundo, se quedan con muchas cosas buenas, y una de ellas sin duda es la libertad interna que han logrado con sus hechos y con sus gestos. Luego ha venido la externa...

Y es que al final la justicia, como la verdad, siempre tiene un camino, sólo un camino.

Mientras tanto, ¡sé feliz!


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla