domingo, 17 octubre 2021
22:12
, última actualización

¿La medicina privada es realmente privada?

Image
18 ago 2021 / 12:51 h - Actualizado: 18 ago 2021 / 12:53 h.
$hmKeywords_Schema
  • ¿La medicina privada es realmente privada?

Antes de nada y para que no se crea ninguna duda sobre el personal en todas sus escalas en la atención sanitaria pública o privada, quiero mostrar nuestro agradecimiento y reconocimiento por su profesionalidad, formación y dedicación a TODO el personal sanitario que compone el servicio de salud; desde celadores, auxiliares de enfermería, enfermeros, médicos, especialistas, cirujanos ... que son nuestros auténticos salvadores, incluso algunos llevan en su nombre su vocación, como nuestro admirado Doctor Morales. Y no hago este comentario de oídas o por ser correctamente político , sino por experiencia propia y por mi gente más cercana y querida, que desde hace tiempo venimos tratando de tú a tú a enfermedades que antes eran irreversibles y que ahora, gracias a todos estos profesionales y a su pericia, vamos ganando la batalla día a día .

Por razones que no vienen al caso, me diagnosticaron , me operaron y me tratan en la asistencia sanitaria privada. Gracias a estos profesiones, su diagnóstico y sobre todo a la rapidez en las distintas actuaciones puedo escribir estas líneas. Como yo, gracias a Dios y a nuestros salvadores, muchísimos pacientes hacemos una vida normal. ¿Cuál es el peligro y el problema que acechan estos servicios y a la calidad de los mismos? (Es igual la pública que la privada ) LA MASIFICACIÓN . Es el problema que tiene el servicio sanitario público , que tanto los profesionales como las nuevas tecnologías y las instalaciones son claramente insuficientes para los pacientes que deben atender. En los últimos tiempos da la sensación que la asistencia sanitaria privada empieza a colapsarse y masificarse de igual manera. No se trata de tener las paredes más o menos pintadas de distintos colores, más alegres las estancias, más plantas, mejor servicio de habitación, que también , se trata que la rapidez y la atención sea lo más EFICIENTE posible, y puedan seguir salvando vidas. El incremento de nuevos asegurados en la sanidad privada es mucho mayor que las inversiones en profesionales, en instalaciones, en material sanitario que deben realizar las compañías aseguradoras y este desequilibrio tiene un resultado negativo inmediato: listas de espera, demora en las consultas, demora en las pruebas, en los resultados, en la capacidad de reacción y actuación ,en definitiva retrasos en el todo y las consecuencias en el ámbito de la salud son terriblemente graves y muchas veces irreversibles. Deben las aseguradoras actuar de inmediato, gestionar mejor, socializar sus cuentas de resultados y prestar la atención adecuada que demandan la salud de sus asegurados. Tienen buenas instalaciones, pero insuficientes y tienen magníficos profesionales pero insuficientes y mal retribuidos. Actualmente en España aproximadamente el 25% de las familias tienen un seguro médico , en algunas comunidades como Madrid superan el 35%, Andalucía se sitúa en la media nacional. Son muchos los que confiamos tanto en la asistencia médica pública como privada, y las dos parece que empiezan a tener los mismos problemas. De siempre se ha pensado que están enfrentadas, que son opuestas y antagónicas, pero no es así. Las dos se muestran eficientes y complementarias pero requieren medios. La primera, la pública , necesita mayor dotación presupuestaria del gobierno central y de los distintos gobiernos autonómicos. La segunda, la privada, depende de la buena gestión de las aseguradoras y de la aportación mensual de sus asegurados. En ambos casos, el objetivo debe ser el mismo: facilitar de la manera más rápida y eficiente los servicios asistenciales que demanda el paciente.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla