viernes, 20 septiembre 2019
09:22
, última actualización

La MOPA: MOmentos de PAz

María Graciani m_graciani /
21 oct 2017 / 21:28 h - Actualizado: 21 oct 2017 / 21:28 h.

Lo sé, estamos en finde, momento de limpieza semanal. Hay que aprovechar la tregua laboral para practicar la «puesta a punto» hogareña, pasar un rato agradable con la pareja, compartir risas con los niños, reunirte con tus padres, jugar con la mascota... En teoría, es en estos momentos cuando aumenta nuestro «saldo temporal», es decir, cuando tenemos más tiempo para disfrutar (ya que el trabajo queda en stand by hasta el lunes), lo que sucede es que hay tantos demandantes de tu tiempo que al final... tu «saldo de tiempo» queda en números rojos, de repente te encuentras a las 21.00 horas del domingo y te preguntas: «¿ya se acabó el finde?» y sí, ya has llegado a la linde de la parcela del ocio, del tiempo de relax... sólo que tú no te has relajado nada.

Has invertido esas 48 horas «y pico» que van desde el viernes por la tarde hasta al domingo por la noche lo mejor que has podido (ya que, como habíamos dicho, había muchos demandantes), lo has complacido a todos, ¿seguro? No, a todos no. Con las prisas, has olvidado satisfacer al proveedor principal de tu vida: tú mismo. Piénsalo, este finde ¿cuánto tiempo real has dedicado sólo para ti? Está genial dedicar tiempo a los demás pero es imperdonable descuidarse a uno mismo porque si se convierte en hábito ese descuido... tu vida se llenará de ruido y tus oídos ya no serán capaces de distinguir la verdadera música...

Si a partir de ahora quieres disfrutar de cada una de las notas que solamente tu persona toca porque no tienes intención de acabar con la cabeza loca... desde ya te digo: ¡pasa la «MOPA!». «¿En serio crees que limpiar me va a ayudar a aumentar mi «saldo temporal»?» y la respuesta es: ¡sin duda! ya que se trata de una limpieza muy particular porque esta original «MOPA» hace referencia a tus necesarios MOmentos de PAz. Piénsalo, seguro que te gusta que tu casa esté limpia: los suelos brillantes, los muebles sin polvo, las sábanas recién puestas, un olor agradable envolviendo toda la casa... esta sensación nos gratifica, a nadie le gusta vivir rodeado de porquería, entonces ¿por qué, en no pocas ocasiones, permitimos que reine el caos en nuestras mentes y corazones? Ahí es cuando entra en juego la «MOPA» (MOmentos de PAz). La mopa ordinaria es un utensilio de limpieza compuesto por un palo largo y un conjunto de tiras en el extremo, que sirve para sacar brillo a los suelos; del mismo modo, nuestra particular «MOPA» hará que brillen los suelos de tu mente y de tu corazón, tanto que hasta tu actitud se podrá ver reflejada en ellos.

Cuando pasas la «MOPA» provocas que tus pensamientos y emociones respiren aire fresco, por lo tanto estarán más sanas y te ayudarán a afrontar mejor la semana, porque si empiezas el lunes con la mente y el corazón enfermos... no importará que de café te tomes un termo, que el campo de tu aporte personal permanecerá yermo; Cuando pasas la «MOPA», preparas el terreno para tomarte una copa de sosiego y serenidad, ¡toda una cata de autenticidad personal! que elevará tus niveles de creatividad, bienestar –físico y emocional– y conciencia, ¡enriqueciendo así la cotidiana experiencia! al tiempo que hará disminuir sustancialmente tu estrés, mal humor, preocupaciones... ¡dejando los cajones impolutos para llenarlos de ilusiones!; Cuando pasas la «MOPA», ¡sabes que es tu momento!, ¡sabes que te TOCA! y ¿qué te TOCA? ¡TOmarte CAriño! porque, en el fondo, todos somos como niños y necesitamos pequeños guiños de afecto, empezando por nuestro personal arquitecto vital: nosotros mismos. Y ¿qué sucede con quién no la pasa? No facilitará que los beneficios (tangibles e intangibles) entren en su casa y puede que su masa emocional no suba, pues le faltará la levadura de la creatividad y la tranquilidad que crean los MOmentos de PAz.

Cualquier día es bueno para empezar a pasar la «MOPA», ¡nunca es tarde! el finde es un buen momento para iniciarte pero ¡no el único! de hecho, lo deseable sería reservar una pequeña parcela diaria para crear nuestros MOmentos de PAz. La palabra «paz» está relacionada con el verbo latino pacisci que significa «acordar, hacer un trato», de modo que cada vez que decidimos pasar la «MOPA» y brindarnos nuestros propios MOmentos de PAz estamos haciendo un pacto con nuestra propia persona, a través del cual decidimos hacer una tregua en medio de los conflictos cotidianos y todos esos demandantes de tiempo, para procurarnos un espacio limpio de preocupaciones, un espacio de armonía, concordia y bienestar. Al igual que cuando en nuestra casa está todo limpio y ordenado encontramos las cosas con mayor facilidad, cuando estamos en paz, conseguimos recuperar lo que creíamos perdido: la alegría, el tiempo, el autoconocimiento, aficiones, el descubrimiento de nuevas habilidades...

Afirmaba el Dalai Lama: «El mantenimiento de la paz comienza con la autosatisfacción de cada persona», por lo que si eres un ser humano satisfecho... ¡Con tu MOPA habrás limpiado desde el suelo hasta el techo!


  • 1