viernes, 20 septiembre 2019
12:44
, última actualización
La vida del revés

La palabra más bonita del castellano

22 may 2019 / 08:00 h - Actualizado: 21 may 2019 / 23:10 h.
  • La palabra más bonita del castellano

La primera vez que se preguntó a los internautas españoles qué palabra era la más bonita, fue hace muchos años, en el viejo foro de la página web de la Escuela de Letras de Madrid. Un punto de encuentro que fue mítico e imprescindible.

En aquella ocasión, se entendió perfectamente la pregunta. Se huyó de los significados preciosos (amistad, amor, madre...) y se buscó la sonoridad o el equilibrio, entre más cosas. Al mismo tiempo, se preguntó por la más fea de las palabras. Las respuestas se llenaron de zetas, de erres, de conjuntos toscos. Zurraspa fue la elegida. Además de ser una palabra áspera, de ser correosa y muy, muy, fea; el significado de zurraspa es, francamente, desagradable; ya saben que se refiere a esas manchas tan inesperadas y tan vergonzosas que aparecen en la ropa interior. Y, por si era poco, no estaba registrada en el diccionario. Un pequeño desastre. Pero se hizo la vista gorda y se aceptó como buena.

En el apartado de palabras bellas, la pelea fue terrible, durísima. Melancolía obtuvo un buen resultado; acuarela, también; se colaron libertad y democracia (era inevitable puesto que esa página sumaba un número de visitas improbable y deslumbrante); la sorpresa fue que el número de personas que eligieron satanás fue muy elevado... Pero la ganadora fue una de las palabras más bonitas del diccionario: península.

No tengan en cuenta el significado. Pronuncien la palabra en voz baja, con los ojos entornados y disfruten del sonido. Y si no les termina de convencer, busquen la suya, la que más sensaciones agradables despierte en usted. Cada uno tenemos la nuestra. Les confieso que, aunque península me parece una palabra maravillosa, siempre he mostrado especial predilección por inefable. No deja de ser una paradoja que me guste cómo suena, cómo luce escrita, una palabra que se refiere a la imposibilidad de decir las cosas con, eso, con palabras.


  • 1