lunes, 10 agosto 2020
14:59
, última actualización
Pasa la vida

La reinvención del sector turístico está en el negocio sin destino único

Image
Juan Luis Pavón juanluispavon1
27 jun 2020 / 04:00 h - Actualizado: 27 jun 2020 / 04:00 h.
"Tecnología","Ayuntamiento de Sevilla","Laboral","Empresas","Turismo","Universidad","Movilidad","Empleo","Pasa la vida","Empleo","Formación","Viajes","Pobreza","Transportes","Hoteles","Logística","Geolocalización","Comercio electrónico"
  • La reinvención del sector turístico está en el negocio sin destino único

El coloquio 'Rx3: Reinventando, repensando y reimaginando el turismo, la innovación y el emprendimiento como claves para el futuro del sector', que ofrece online y de modo presencial la Universidad Loyola el próximo martes 30 de junio desde su campus de Sevilla, sintetiza para cualquier ciudad en 90 minutos cuál es el gran cambio que ha de afrontar su ecosistema empresarial y profesional. Competir para generar ingresos participando en cualquier aspecto de la operativa turística que da servicio a viajeros cuyo destino no tiene por qué ser la ciudad donde resides y trabajas. Hace ya años dejó de ser una quimera que dos empresas turísticas fundadas en Sevilla y gestionadas desde Sevilla pudieran alcanzar el estatus de referencia internacional en sus respectivos subsectores y sin que se basen en la afluencia a la capital andaluza. City Sightseeing, en los autobuses para paseos turísticos urbanos, ya en 119 ciudades de 38 países. Y Glamping Hub, para descubrir y reservar los alojamientos glamurosos en plena naturaleza. Ya son 29.000 los que comercializan. Seguro que en ese coloquio sus protagonistas, Enrique Ybarra y David Troya, fundadores y primeros ejecutivos de dichas empresas, darán ejemplos de cómo mucho antes de irrumpir el coronavirus en nuestras vidas estaban reinventando, repensando y reimaginando los modelos de negocio que les han reportado gran éxito en la atención a los consumos del turista.

Es loable, también en términos de psicología colectiva, de motivación y de autoestima, el espíritu de cooperación que gran número de profesionales, entidades y corporaciones han puesto de manifiesto en Sevilla para zafarse del confinamiento y del pesimismo, en aras a relanzar la potente dimensión turística de la ciudad y su competitividad para ser elegida como destino donde estar durante unos días en la 'nueva normalidad' de ponerse y quitarse la mascarilla cada dos por tres. Como la gran prioridad es superar con la menor destrucción posible de empresas y empleos este largo periodo de contracción de la movilidad turística, que durará hasta que no exista vacuna para este virus, y acelerar la modernización de nuestras fuentes de ingresos, sugiero poner mucho más énfasis en la disyuntiva que ya era crucial en todos los sectores económicos cuando no sabíamos situar a Wuhan en el mapa. También en el sector turístico desde comienzos de siglo los modelos de negocio digitales y los empleos de servicios digitales para un mercado global son cada vez más preponderantes y más rentables respecto a los establecidos solo en un emplazamiento geográfico. Ahí es donde se debe poner el foco y sustentar la disrupción: basar la creación de empleo turístico en el capital humano de calidad que ya existe en Sevilla para que exporte su saber hacer y su capacidad de aportar satisfacciones e innovaciones a las necesidades del viajero en cualquier lugar. A la larga es una diversificación que va a generar más estabilidad socioeconómica y menos riesgo en comparación con ampliar hasta rizar el rizo el catálogo de posibles tematizaciones turísticas en edificios y espacios de Sevilla cuya monetización es solo presencial.

En la tarta del negocio turístico de cualquier territorio cada vez meten más la cuchara las empresas digitales del tipo Airbnb, Expedia, Booking, TripAdvisor,... Obtienen ingresos sin habilitar alojamientos ni limpiarlos, sin redecorar restaurantes ni mantener abierta la cocina hasta la medianoche. Con el mismo espíritu hay que plantearse a la inversa competir en la inmensa tarta global, participando en cualquier de la enorme gama de interacciones e interdependencias entre grandes, pequeñas y medianas empresas. Por muy pequeño que sea el trozo a rebañar desde una perspectiva general, puede ser la garantía de viabilidad para una empresa. Como disfrutan en Sevilla muchos profesionales. Y no solo los de City Sightseeing o los de Glamping Hub. Pongamos más ejemplos:

En Cartuja trabajan 500 personas en la sede de Admiral Seguros, una de cuyas fortalezas comerciales está en su comparador de seguros de viaje. Y sus profesionales de Sevilla crean numerosos desarrollos tecnológicos que se aplican a la interacción con clientes en la prestación de servicios cuando utilizan coches o motos. Desde Viapol opera para todo el mundo la multinacional norteamericana Onyx CenterSource, que gestiona las comisiones para 60.000 hoteles y 200.000 agencias de viaje de 160 países en las transferencias electrónicas de las reservas. Su plantilla en Sevilla es de unas 100 personas. En Torneo Parque Empresarial tienen su puesto los 60 trabajadores que conforman los desarrollos y servicios centrales de la sevillana Mox para toda su operativa de reparto de comida a demanda en ciudades de España, Italia y pronto en Portugal. En Camas está la sede de Galgus, también sevillana, cuya primera gran etapa de despegue, alcanzando la cifra de 35 profesionales en plantilla, se ha basado en la extraordinaria calidad de su tecnología wifi para lugares con alta densidad de usuarios, y que ha sido instalada en 1.000 aviones de pasajeros de aerolíneas internacionales, y en los trenes de dos de las principales compañías ferroviarias del Reino Unido. 85.000 personas de 90 países caminan con zapatos vendidos online desde la calle Feria por la empresa sevillana Masaltos.com, ejemplo de pyme familiar del sector comercio que sabe sacar máximo rendimiento a internet para vender. Su web está en 8 idiomas, atienden telefónicamente en todos esos idiomas y ha sabido negociar con los gigantes 'marketplaces' para estar posicionados y surfear la continua evolución del comercio electrónico.

Hay muchos más ejemplos, como puede atestiguar Juan García, quien ha coordinado el grupo de profesionales expertos para orientar al Ayuntamiento de Sevilla sobre el relanzamiento de la generación de ingresos vinculados al turismo. Juan García, que ya se jubila, fue capaz de crear dentro de Viajes El Corte Inglés una División de Eventos que durante décadas ha creado empleo en Sevilla basado en demostrar con los hechos que profesionales de Sevilla podían organizar toda la operativa logística de viajes, hoteles, transportes, comidas, visitas, etc., de eventos de tanta envergadura como la Copa América de Vela en Valencia, o el Campeonato del Mundo de Natación en Barcelona, entre otros muchos. Por ello, insisto, lo que a largo plazo tiene mayor margen de crecimiento para aumentar el empleo y la renta per capita en Sevilla es sacarle más partido fuera de la ciudad al 'know how' y al 'expertise' de empresas y profesionales de numerosas especialidades: convenciones, aplicaciones móviles, museografía, gestión hotelera, asistentes virtuales, espectáculos, geolocalización, cátering, interiorismo, ciberseguridad, organización de rutas,...

Durante el decenio anterior se demostró que era posible materializar el potencial turístico atribuido a Sevilla y no consumado, para llegar a tener mucha más afluencia durante todo el año. Hasta el punto de que octubre y mayo son los meses con más llegada de pasajeros en avión o tren, siendo notable la actividad de congresos y convenciones, aporta mucho más rendimiento que las fiestas primaverales. Ojalá la próxima década sea la de la materialización del potencial en la generación de negocio no vinculado a la presencia de visitantes en Sevilla. Y para ello es importante que muchas personas acostumbradas por tradición a inversiones turísticas ligadas a las lógicas inmobiliarias, se dejen asesorar por quienes pueden demostrarles que hoy en día es mejor opción seleccionar e invertir en el talento de quienes crean soluciones tecnológicas escalables a cualquier mercado o territorio.

La presencia de los Reyes Felipe y Letizia el próximo lunes 29 transitando por la Sevilla de mayor rango patrimonial (Alcázar, Catedral,...) aportará atractivas imágenes de respaldo a la normalización de viajar a Sevilla y disfrutar de sus encantos. Pero no olvidemos que es más significativo el comienzo de su visita a la capital andaluza: el Polígono Sur, uno de los muchos barrios pobres de Sevilla que son de los más precarios de España, donde conocerán la admirable labor de formación, promoción laboral y socialización que se realiza en el centro de la Fundación Don Bosco. Como bien dijo el rector de la Universidad Loyola, Gabriel Pérez Alcalá, en el salón de plenos del Ayuntamiento, con motivo de su intervención ante la Comisión de Recuperación Social y Económica, Sevilla solo resolverá su fracaso ante la pobreza cronificada si entiende que ha de basar su modelo de ciudad en la innovación y no en el pasado. Y tiene capital humano con talento para articular esa reinvención. El software da de comer mucho más que los monumentos.


  • 1