miércoles, 01 diciembre 2021
23:07
, última actualización
La vida del revés

La sexta ola de Covid-19 o el cuento de nunca acabar

Image
19 nov 2021 / 11:05 h - Actualizado: 19 nov 2021 / 11:19 h.
"Opinión","La vida del revés","Vacunas","Pandemia","Coronavirus"
  • La sexta ola de Covid-19 o el cuento de nunca acabar

Las cifras de la pandemia comienzan a ser un desastre. Otra vez. Los errores que estamos cometiendo se parecen a los ya cometidos. Más de lo mismo. La diferencia es que, cada día que pasa, parece que esos datos importan menos al personal. Tal vez por hastío, tal vez por confiar en que con las vacunas son pocos los que pasan por la UCI (los no vacunados tienen muchas más probabilidades de ingresar con complicaciones serias), tal vez porque tanta información ha provocado que las muertes sean un número, los contagios una anécdota y la presión hospitalaria algo que sucede cada cierto tiempo y cede pasadas tres o cuatro semanas.

El caso es que el Ministerio de Sanidad ha notificado 6.315 nuevos contagios. Los muertos durante las últimas 24 horas ascienden a 29. Y la incidencia acumulada supera los 100 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días; en concreto llega a los 104 casos. Hacía dos meses que esa cifra no era tan alta y preocupante. 5.074.027 personas se han contagiado y 87.804 han muerto en España desde el comienzo de la pandemia. La cifra de muertos es la oficial aunque todo indica que el número es mucho mayor.

Los contagios se disparan y los muertos se sumarán con el tiempo. Las UCI’s están tranquilas aunque en un par de semanas estarán a tope. Los vacunados son, poco más o menos, los que eran porque faltan jóvenes por vacunar. Los no vacunados son los que eran. Y la vida sigue.

¿Se puede acabar con esta pandemia? ¿Se puede apretar las tuercas de alguna manera a los que no quieren vacunarse? ¿Debe hacerse cualquier cosa para que los no vacunados cedan ante obligaciones, multas e impedimentos de todos los colores? Sea como sea, la próxima ola ya se dibuja en el horizonte. Es muy posible que la superemos con cierta facilidad, sin colapsos sanitarios. Es muy posible que podamos seguir haciendo una vida, más o menos, normal. Pero que una nueva ola llega es una evidencia. Llegarán las restricciones de horario para la hostelería, llegarán los toques de queda y cualquier molestia ya conocida. No lo duden. Pero vivir con molestias ya es una constante la que nos hemos acostumbrado.

Los tratamientos farmacológicos comienzan a aparecer y por lo que sabemos algún producto es capaz de evitar que la enfermedad sea letal en un porcentaje considerable. Los científicos siguen buscando soluciones definitivas en forma de vacunas y hay que confiar en ellos porque son gente muy bien preparada. La vida se parece a la vida y eso es algo que necesitamos todos para mantener la cabeza tranquila. Pero la próxima ola llega y con ella los muertos y los enfermos.

Si no se han vacunado piensen que los datos confirman que están siendo de gran ayuda y que vacunarse puede evitar más dolor. Si ya están vacunados, no olviden seguir manteniendo la distancia de seguridad, no dejen de lavarse las manos y usen las mascarillas siempre que sea posible en exteriores y siempre (a secas) en lugares cerrados. Y, sobre todo, no olviden que el SARS-CoV-2 es peligroso, letal y, sobre todo, real. Es muy real.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla