lunes, 29 noviembre 2021
08:26
, última actualización

La Tierra se autocontamina y con las vacunas no han metido un ‘chis’

Image
02 nov 2021 / 11:27 h - Actualizado: 02 nov 2021 / 11:34 h.
"Opinión","Redes Sociales"
  • La Tierra se autocontamina y con las vacunas no han metido un ‘chis’

La falta de sensatez en la sociedad actual es infinita. Por lo que se ve nos da lo mismo ocho que ochenta, nos da igual si decimos una chorrada o un millón, hemos perdido el decoro en aspectos más que importantes y ni nos hemos despeinado.

Estoy acostumbrado a escuchar opiniones sobre lo que es y significa escribir, que ser escritor lo puede conseguir cualquiera, que eso de la literatura tiene que ver con el gusto del lector y poco más... Estoy acostumbrado a escuchar estupefacto cómo se opina de la escritura creativa como si se estuviera hablando de algo sin importancia. Lo he dejado por imposible y he dedicido que enfrentarse a un ejército de indigentes intelectuales no merece la pena.

A lo que no me acostumbro es a que, desde la aparición de Internet, la gente opine de todo lo que se puede discutir (y de lo que no, también). Alguien entra en Internet y te cuenta lo que es un cáncer, cómo se puede construir un puente o que en las vacunas contra la Covid-19 va incluido un microchip con el que van a poder controlar tu vida. Todos parecemos saber de todo y los discursos construidos desde la ignorancia más absoluta y desde un atrevimiento temerario son peligrosos y muy tóxicos. Si añadimos que la difusión de una chorrada es más sencilla que nunca antes en la historia de la Humanidad, el panorama con el que nos encontramos a diario es bochornoso.

Hemos pasado de ser expertos en virus y pandemias a ser especialistas en vacunas. Ahora, la especialidad de todos es la erupción volcánica, las coladas, los túneles lávicos y los terremotos. Es asombroso cómo unos y otros dejan mensajes en las redes sociales diciendo disparates que solo pueden ser justificados con disparates mucho más enormes.

El atrevimiento de los sujetos que formamos parte de las sociedades es vergonzoso. Hoy, se presume de no leer, de no estudiar, de no trabajar, de no pensar... Nadie se esconde intentando tapar lo que hasta hace poco era motivo de deshonra (intelectual).

Por cierto, afirmar que el planeta Tierra se autocontamina y que el ser humano nada tiene que ver con el calentamiento global y con el deterioro y destrucción de los distintos ecosistema,s es una imprudencia que solo un irresponsable puede cometer. Alguien ve en la televisión un volcán en plena erupción, una nube que se alza hasta los tres mil metros de altura, y una incesante lluvia de cenizas, y cree haber descubierto la razón por la que la Tierra se está convirtiendo en nuestro ataúd.

Pues nada, a reír las gracias de los ignorantes. Total, para lo que nos queda en este convento...


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla