jueves, 04 marzo 2021
19:03
, última actualización
Los medios y los días

Las pedradas a Vox y lo islámico

Image
08 feb 2021 / 04:57 h - Actualizado: 07 feb 2021 / 19:59 h.
"Los medios y los días"
  • Las pedradas a Vox y lo islámico

A Vox lo están lapidando en Cataluña. Si no me equivoco, mi lectura es ésta: se considera a Vox una formación fascista y como muchos catalanes repudian el fascismo, una minoría de ellos -independentista y digamos radical- va más allá de las palabras, se pertrecha de material bien sólido y geológico y cuando llegan los supuestos amigos de Mussolini, de Franco y de Trump, los despachan o pretenden despacharlos a pedrada limpia. Es así, ¿no?

Hay otros hechos. Vox está denunciando la islamización de Cataluña y desea frenarla. No veo que los que apedrean a Vox apedreen a los islámicos, eso debe ser porque prefieren una Cataluña islámica a una Cataluña fascista, es decir, en Cataluña en general y en Barcelona, en particular, echan de menos a Almanzor. Bueno, tal vez me haya ido a un extremo, digamos entonces que los lapidadores y sus simpatizantes lo que desean es arreglar el problema islámico pero de una forma civilizada, ¿qué es una forma civilizada? Aunque puede suceder que los Picapiedra no vean problema alguno llegado desde el exterior y sólo lo observen en el interior.

Yo no he profundizado en cómo quiere arreglar Vox el problema ni en cómo lo quieren arreglar los de la edad de piedra, lo que tengo claro es que no me gusta Vox pero menos me gusta el Islam porque a Vox lo he parido yo pero al Islam no, lo eché de aquí en 1492 y siglos siguientes y entre el Islam de Almanzor, el del califato de Córdoba y el actual se ha dado un retroceso tremendo, salvo excepciones, por mucho que le guste al todavía rey emérito que no se va a vivir con el islam pobre sino con el islam no rico sino insultantemente rico, con esos paisajes de cemento tan alejados de Las Mil y Una Noches y tan cerca de la horterada de los nuevos ricachones.

Hace bastantes años que el catedrático de Historia Medieval, Manuel González Jiménez, demostró que en España y en Andalucía apenas quedó rastro biológico del mundo musulmán. Al margen del tema del machismo y otras barbaridades, es que una cultura que no haya pasado por el Renacimiento y por la Ilustración es una cultura castrada donde el humano sigue despreciándose y huyendo de sí mismo para refugiarse en una masa que obedece a unos principios donde no se distingue la religión de la razón. Si en nuestra cultura es complicado que se asuma y se comprenda esto, más lo será en otras, ha sido la burguesía que surgió en Europa a través de los siglos la que ha acabado conquistando el mundo para bien y para mal y supongo que esto nos debería hacer pensar. Vox es un representante conservador de esa burguesía, no votaré a Vox porque le falta más amplitud de ideas y porque sigo siendo abstencionista pero no querrán que apoye a los que apedrean a gente de mi cultura mientras ejercen como cómplices de la cultura que cree que si entro en una de sus mezquitas tiene que desinfectarla porque ha penetrado en ella un occidental infiel. En mi cultura, las iglesias están abiertas para todos, hay fundamentalistas cristianos, hay fascistas y hay comunistas, hay ateos y pasotas, supremacistas nacionalistas con la cabeza hecha un lío, feministas y gays a los ojos de todos, idiotas posmodernos y mentes brillantes marginadas, sí, pero no encarceladas ni reprimidas y, menos aún, no se las tortura hasta la muerte y se las trocea después; en mi cultura se come cerdo y lo que sea, y eso es lo que quiero, enriquecerme con la pluralidad más absoluta, no vivir esclavo de un libro y volver a la simplicidad doctrinaria que viví con Franco.

Lo que está pasando en Francia con el islam -que sé por fuentes directas- no puede ocurrir en España de ninguna manera. ¿Es esto una incitación al odio o una defensa de mi identidad? Los de la edad de piedra -tan cercanos a Francia- resultan tan ingenuos que son capaces de ir a una guerra y matar a sus propios compañeros de trinchera para solidarizarse con los de la trinchera de enfrente y proclamar su amor por la paz. Evidentemente, le están haciendo el trabajo al contrincante porque a continuación llegarán esos opositores hasta ellos y los coserán a balazos. En el fondo, las piedras contra Vox son pedradas contra ellos mismos. La vida no es perfecta.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía